Mercados

Las evidencias sobre la recesión global golpean al Ibex, que se hunde un 13,48% semanal

Con una reacción desmesurada mitigada a unos instantes del cierre, la última jornada de la semana ha reflejado perfectamente la tendencia de los mercados en las últimas sesiones. Ante una negativa jornada para el Nikkei, unos evidentes números rojos en Wall Street y un PIB de Reino Unido que en el tercer trimestre ha registrado su primera caída en 16 años, las plazas europeas han optado por los recortes. El selectivo español, en concreto, ha perdido hoy un 5,20% hasta los 8.353 puntos.

Un operador de la Bolsa de Taiwan contempla las pantallas
Un operador de la Bolsa de Taiwan contempla las pantallas

Sin punto medio. Aquel dicho que rezaba que en el medio está la virtud no parece sonarle de nada a la Bolsa española. Tras despedir el pasado viernes la que se convirtió en su mejor semana desde el año 2002, el índice ha retrocedido un 13,48% en las últimas cinco jornadas hasta situarse en los 8.353 puntos, regresando así a niveles de octubre de 2004. Y es que han sido unas sesiones para olvidar, en las que la magnitud de las caídas continúa desvirtuándose y la estabilidad de las subidas es un interrogante constante.

Pero los números rojos no han sido monopolio del selectivo español. En el resto de Europa, aunque más moderadas, las caídas han sido del 4,42% para el Ftse londinense y del 4,09% para el Cac parisino. El Dax de Fráncfort, por su parte, ha restado un 10,16% en las últimas cinco sesiones.

Los motivos que han encontrado los inversores para deshacer posiciones esta semana son muchos y muy variados. A unos decepcionantes resultados empresariales en Estados Unidos (Wachovia, Texas Instruments, Sun Microsystems o Caterpillar han presentado balances por debajo de lo esperado por los expertos) se han unido las ya conocidas dificultades del sector financiero y los temores a una recesión global que ha alcanzado nuevos frentes.

En este entorno, la propuesta de nacionalización del sistema privado de pensiones argentino sentó como un jarro de agua fría en unas plazas que reaccionan de manera desbordada a cualquier noticia negativa. En consecuencia, los temores a que la intervención de este Gobierno se amplíe a otros sectores de la economía y a que América Latina se convierta en el próximo foco de la crisis se han transformado en una oleada vendedora que ha plagado de números rojos los mercados de renta variable.

Por su parte, con un aumento de los embargos, una caída del precio de la vivienda en agosto y un incremento de las peticiones semanales de desempleo, el frente macro estadounidense ha puesto de manifiesto el empeoramiento de la actividad económica. De muy poco ha servido un índice de indicadores líderes mejor de lo esperado por los expertos y unas ventas de vivienda de segunda mano que han crecido más de lo previsto en el mes de septiembre.

Sin embargo, no todo han sido tan desalentador. De esta manera, a la inyección de 10.000 millones de euros del Ejecutivo holandés en ING hay que sumar la nueva ayuda anunciada por el Gobierno de EE UU con el objetivo de reanimar el mercado monetario y las medidas de incentivo fiscal anunciadas por Bernanke.

Según los expertos de Banco Urquijo, "a la vista de la magnitud de los frentes abiertos, el riesgo de que la inestabilidad y las cesiones bursátiles continúe en los próximos días y semanas se mantiene alto". "Cualquier rebote en los próximos días deberá, para ser significativo, poder apoyarse en el avance de las medidas globales de contención de la crisis y en señales más claras de mejora en el flujo del crédito", añaden.

La fusión con British Airways dispara a Iberia

En el mercado español, Iberia ha sido el valor más comprado y ha acumulado ganancias semanales del 26,43% ante la certeza de que la fusión con British Airways va a salir adelante con unas condiciones más ventajosas para la aerolínea española. Con ganancias considerablemente más modestas, Red Eléctrica, que ha sumado un 3,72%, y Abengoa, que se ha apuntado un 1,91% semanal, han seguido a Iberia en la parte alta de la tabla.

Entre los valores en negativo ha destacado el retroceso de Gamesa que, a pesar de presentar unos excelentes resultados en los nueve primeros meses del año, se ha dejado un 36,35% afectada por la paralización de su producción durante una semana antes de finalizar el año.

Asimismo, y ante la decisión del Gobierno argentino, los grandes valores han acusado su presencia en la región y han acumulado órdenes de venta, de modo que Telefónica ha perdido un 12,06%, Repsol ha cedido un 18,07% y Santander y BBVA han restado un 22,95% y un 19,72% respectivamente. Iberdrola, que ha presentado resultados esta semana, se ha dejado un 10,17%.

En el Continuo, las positivas cuentas de Vueling han conseguido que la compañía se dispare un 35,71% en las últimas cinco jornadas, mientras que Urbas se ha situado entre los perdedores con un retroceso del 28,57%.

En el mercado de divisas, el Banco Central Europeo (BCE) fijó hoy el cambio oficial del euro en 1,2596 dólares. El barril de crudo Brent, de referencia en Europa, ha retrocedido posiciones al cotizar a 62,53 dólares, a pesar de que la OPEP ha reducido su producción en 1,5 millones de barriles diarios con el fin de frenar el desplome de los precios del crudo.