Inyección de Holanda

ING Direct asegura que los clientes han aumentado las consultas, pero no retiran fondos

El director general de ING Direct, César González-Bueno, dijo hoy que la inyección de capital a su matriz tendrá un efecto "neutro" en la filial española y señaló que estos días los clientes se interesan por el estado del banco "como es lógico", pero no hay grandes retiradas de fondos, ya que están garantizados.

En declaraciones a EFE, González-Bueno aseguró que la inyección de 10.000 millones de euros anunciada ayer por el Gobierno holandés aporta tranquilidad, porque añade "más solvencia todavía a un banco que ya era solvente" y afirmó que "seguimos exactamente igual, pero ahora tenemos un colchón más importante desde el punto de vista de capitalización".

En cuanto a los clientes de ING Direct, González-Bueno admitió que este fin de semana han realizado más consultas de lo habitual, tanto telefónicas como a través de la web, "como es lógico en un momento como el actual", aunque negó que se estén produciendo grandes retiradas de fondos.

"En términos de retiradas de fondos las cosas están tranquilas y así esperamos que sigan", aseguró, para añadir que, en cuanto a cultura financiera "nuestros clientes están más educados que la media y además ya han pasado por esto en otras ocasiones".

Dudas despejadas

De hecho, "en otras ocasiones ha habido comentarios y dudas sobre la solvencia de ING Direct", dijo el responsable del grupo en España, que se mostró convencido de que ahora las dudas que puedan existir "han quedado despejadas", ya que la inyección holandesa "no es un rescate, sino todo lo contrario, es un reforzamiento a la primera entidad financiera holandesa, para que pueda seguir trabajando".

González-Bueno quiso transmitir un mensaje de tranquilidad a sus clientes españoles "con las mismas palabras que utilizó ayer el ministro de Economía holandés y el presidente del Banco Central" de ese país, que dijo que se trata de un apoyo "a una gran entidad bien gestionada y solvente para que siga siendo motor y para que siga ayudando a tirar de la economía".

"Es una medida pionera y yo creo que es muy buena", dijo González-Bueno, que insistió en que hay que distinguir entre dos tipos de colaboraciones entre Gobiernos y entidades financieras: cuando "acuden al rescate" para garantizar que los depositantes no salgan perjudicados y cuando hacen una inyección de capital para reforzar a una entidad.

La entidad gestiona ahora mismo en España unos 15.000 millones de euros entre productos de pasivo y de ahorro y atiende a 1,7 millones de clientes.