Hacia un nuevo orden financiero

LA AEB achaca la crisis financiera a fallos de regulación y supervisión

La Asociación Española de Banca (AEB) considera que la crisis de confianza y de liquidez que impera en los mercados se debe en parte a los fallos de los organismos reguladores y supervisores.

En el Informe Económico Financiero correspondiente a septiembre, la AEB cree que se han cometido "errores" en la regulación y supervisión prudenciales, así como en el diseño de la política monetaria, fundamentalmente por el mantenimiento de tipos de interés "demasiado bajos durante demasiado tiempo".

Además, considera que las medidas adoptadas recientemente han permitido un alivio transitorio de la situación, "pero no han conseguido resolver el fondo del problema".

Sea cual sea el alcance de las medidas de rescate del sistema financiero previstas por el Gobierno de Estados Unidos, el informe explica que las tensiones perdurarán, lo que a su vez ocasionará un empeoramiento de las perspectivas de crecimiento y una reestructuración en profundidad del negocio bancario.

La AEB entiende que las turbulencias, además de alargarse en el tiempo y ser cada vez más profundas, están provocando ya efectos perjudiciales en la economía real.

Para lograr la recuperación, la patronal bancaria subraya que una de las condiciones necesarias es la normalización de los mercados monetarios.

Así, insiste en que debe llevarse a cabo una coordinación destinada a asegurar la liquidez, a recapitalizar el sistema y a reforzar la transparencia informativa para dar una adecuada evaluación del riesgo y hacer más efectiva la supervisión por parte de las autoridades.

En cualquier caso, ante las perspectivas de agravamiento de las tensiones en los mercado, y de un mayor deterioro económico, la AEB reitera que las entidades españolas sabrán hacer frente a esta situación "como lo han demostrado repetidamente".

No obstante, reconoce que deberán "desplegar nuevos esfuerzos" para superar el actual entorno.