Crisis financiera mundial

Bush confía en que se aprobará un sólido plan de rescate contra la crisis

El presidente estadounidense, George W. Bush, se ha mostrado confiado hoy en que habrá un "robusto" y "sólido" plan de rescate de los mercados financieros a pesar del "toma y daca" que está marcando las negociaciones entre republicanos y demócratas en el Congreso de Estados Unidos, que ha econtrado en la falta de ayudas al ciudadano de a pie uno de sus principales escollos.

Un día después de las advertencias lanzadas por los dos responsables de la política económica de la Casa Blanca, Henry Paulson y Ben Bernanke, acerca de que la inacción de la Cámara tendrá un impacto "severo" en toda la economía, Bush ha afirmado en la misma línea que es importante que el Congreso apruebe estas medidas "tan pronto como sea posible".

Durante una declaración en la Asamblea General de la ONU que se está celebrando actualmente en Nueva York, Bush ha instado al Congreso a llegar a un acuerdo sin dilación sobre el plan lanzado el viernes para estabilizar el mercado financiero con la compra masiva a los bancos de activos contaminados por las hipotecas subprime utilizando dinero público y que asciende a 700.000 millones de euros (casi medio billón de euros).

Hasta las declaraciones de Bush, el protagonismo de la jornada se lo ha llevado el grupo empresarial Berkshire Hathaway, presidido por el multimillonario estadounidense Warren Buffet, que ha anunciado que invertirá 5.000 millones de dólares (unos 3.400 millones de euros) en el banco Goldman Sachs.

Según el presidente y consejero delegado de Goldman Sachs, Lloyd Blanktein, esta operación fortalecerá su capitalización y su liquidez, aspectos imprescindibles en su objetivo de aumentar sus depósitos tanto con el crecimiento normal del negocio como con adquisiciones. Además de esta inyección de capital, Goldman, que se convertirá en el cuarto mayor holding bancario, ha comunicado que pretende conseguir al menos 2.500 millones de dólares más mediante una oferta pública de acciones. De este grupo procede también el secretario del Tesoro estadounidense, Henry Paulson, y hombre fuerte de Bush para capear el temporal.

El acuerdo al que han llegado ambas entidades contempla la venta de acciones preferentes perpetuas por valor de 5.000 millones de dólares mediante una oferta privada. Además, Berkshire Hathaway recibirá garantías para comprar acciones comunes por otros 5.000 millones de dólares a un precio de 115 dólares por título, lo que puede llevar a cabo en cualquier momento durante un plazo de cinco años. Ese tipo de títulos tiene un dividendo del 10% y puede ser redimido en cualquier momento con una penalización del mismo porcentaje. Tras el anuncio de la operación las acciones de Goldman aumentaron un 8,1% su valor.

El banco Goldman Sachs, creado en 1869, era miembro de la aristocracia financiera que reinaba hasta hace algunos días en Wall Street, grupo al que también pertenecían Bear Stearns (que desapareció en marzo), Lehman Brothers (que quebró la semana pasada) y Merrill Lynch (vendida a toda prisa a Bank of América). Como dos únicos supervivientes de ese grupo, Goldman Sachs y Morgan Stanley recibieron este lunes permiso de la Reserva Federal de (Fed) para cambiar su estructura de banco de inversión independiente, como habían sido hasta ahora, y convertirse en bancos comerciales regulados y supervisados, como el resto de entidades.

Este acuerdo de Goldman con Berkshire Hathaway llega un día después de que el otro superviviente del terremoto de la pasada semana en Wall Street, Morgan Stanley, aumentase su capital en 8.000 millones de dólares con la venta del 20% de sus acciones a Mitsubishi UFJ Financial Group, el mayor banco comercial de Japón.

Otro banco japonés, el Sumitomo Mitsui Financial Group, el tercero del país, planea ahora invertir también en Goldman Sachs, según informa la agencia de noticias Kyodo. Al parecer, habría sido la entidad bancaria estadounidense la que ha propuesto al Sumitomo Mitsui que invierta en su firma y es muy posible que el grupo financiero japonés acepte la proposición cuando reciba un comunicado formal por parte de Goldman.

El movimiento de Buffet complica los planes de Sumitono de entrar en Goldman Sachs

La compra de una participación en el capital de Goldman Sachs por Warren Buffet ha provocado el descalabro de los planes que el banco japonés Sumitomo tenía sobre la entidad estadounidense, según ha informado hoy el diario británico The Times.

De hecho, el movimiento de Buffet sobre el capital de Goldman ha provocado inquietud en los mercados asiáticos, lo que ha hecho descarrilar los planes de Mitsui Sumitomo de hacerse con una gran participación.

Según el rotativo inglés, Lloyd Blankfein, jefe ejecutivo de Goldman, anunció anoche que planean aumentar capital en 12.500 millones de dólares (8.530 millones de euros) mediante la venta de una participación a Buffet y recurriendo a otros inversores institucionales.