Mercados

EE UU quiere crear una agencia para salvar empresas en crisis y Wall Street se dispara

Las medidas coordinadas adoptadas ayer por los seis principales bancos centrales del mundo apenas lograron calmar el nerviosismo de los mercados. Europa sucumbió a las pérdidas y el Ibex concluyó en el mínimo desde enero de 2006. En Wall Street el sentimiento cambió en los últimos compases de la sesión ante la expectativa de que EE UU cree una agencia para salvar las empresas en crisis. El Dow Jones subió el 3,86%.

Las inyecciones masivas de liquidez anunciadas ayer por la Reserva Federal, el BCE, el Banco de Japón, el Banco de Canadá y el Banco Nacional Suizo ayudaron a suavizar las tensiones en el mercado de crédito pero sin tranquilizar a las Bolsas. Europa navegó en el terreno positivo toda la sesión para acabar sucumbiendo a las pérdidas. En Wall Street la sesión arrancó marcada por la incertidumbre pero en la última media hora las Bolsas se dispararon ante la expectativa de que EE UU diseñe un plan permanente para atajar la crisis.

En concreto, el mercado reaccionó con euforia al conocer que el Tesoro de EE UU y la Reserva Federal barajan la creación de una agencia que inyecte capital en las empresas financieras necesitadas a cambio de participaciones en las mismas. La noticia, aún sin confirmar al cierre de esta edición, sirvió para dar la vuelta a la sesión y disparar las compras. El Dow Jones subió el 3,86%, el Nasdaq se anotó el 4,78% y el S&P 500 ganó un 4,32% con lo que pudieron recuperar prácticamente todo lo perdido durante la debacle de la víspera.

Morgan Stanley (+3,68%) y Goldman Sachs (-3,68%), en ojo de mira por las dudas sobre su futuro, pudieron frenar las caídas en Bolsa al conocerse también que tres grandes fondos de pensiones no prestarán títulos de estas entidades, una noticia que limita posibles apuestas bajistas sobre estos títulos. Washington Mutual, por otra parte, rebotó el 48,8% ante el previsible interés de Wells Fargo y Citi en la compañía.

Morgan Stanley rebotó un 3,68% y Goldman Sachs cayó el 5,68%

En Europa las incertidumbres que genera el futuro del sector financiero tras la suspensión de pagos de Lehman Brothers marcó la sesión.

'Tenemos que ser conscientes de que hay un riesgo sistémico real. Muchos inversores se están moviendo por pánico como refleja que estén dispuestos a invertir en algo que no da rentabilidad como las letras del tesoro a tres meses en EE UU. El inversor mira la solvencia', explica Jordi Padilla, de Popular gestión privada.

En este contexto, el Ibex no pudo mantener las ganancias iniciales y concluyó con una caída del 0,28% que dejó el índice en los 10.631,6 puntos, un nivel no visto desde enero de 2006. 'La siguiente referencia -una vez rotos los 10.650- está situada en los 9.500 puntos', advierten desde Banco Urquijo. Hoy la sesión vendrá marcada además por el vencimiento de futuros y opciones.

En el resto de Europa las principales Bolsas también se dieron la vuelta y los números rojos dominaron al cierre. El Dax, que concluyó en tablas, fue la única excepción, mientras que el Cac perdió el 1,06%, el Footsie se dejó el 0,58% y el Mib 30 perdió el 1,34%. Retrocesos acelerados por la debilidad del sector de utilities (-2,25%), los servicios financieros (-1,6%) y los medios de comunicación (-1,51%). En España OHL (-10,2%), Gas Natural (-5,34%) e Iberia (-3,38%) sufrieron las mayores caídas aunque los castigos de BBVA (-1,06%) y Santander (-0,4%) fueron decisivos para decantar la sesión al lado negativo.

Las noticias que llegaron del plano económico tampoco dieron motivos de alegría. Una de las principales preocupaciones es precisamente el efecto de la crisis financiera en la desaceleración y se teme que sus efectos sean mucho más duraderos tras los últimos acontecimientos. El inesperado repunte del índice manufacturero de Filadelfia fue el único dato positivo del día. En el plano negativo los inversores tuvieron que digerir la mejora menor de lo esperada del índice de indicadores adelantados (cayó a -5 desde el -7) y la subida de las peticiones semanales de desempleo.

VENTAS A CORTO

El regulador de EE UU prohibió desde ayer vender títulos cotizados sin poseerlos y estudia obligar a los y a gestores con más de 100 millones de dólares a declarar sus posiciones cortas. El regulador británico también movió ficha y prohibió de forma temporal las ventas a corto de títulos financieros.

MEFF abre la sesión con una hora de retraso

Algunos brókeres tuvieron ayer que enfrentarse a los nervios de la propia sesión y a los de sistema operativo. MEFF, el mercado de derivados español, estuvo inoperativo hasta las 9.50 horas, cuando la apertura oficial se realiza a las 9 de la mañana. Fuentes de la Bolsa aseguraron que el problema se debió a un fallo informático sin relevancia.

Este inconveniente coincidió también con problemas de conexión en el SIBE para algunos intermediarios ubicados fuera de Madrid. 'Yo no he podido trabajar hasta las 9.35 horas. Creo que la Bolsa no debería haber abierto hasta que se hubiese solucionado', comenta un especialista.

El fallo técnico más grave que ha tenido MEFF en los últimos años fue en febrero de 2006, cuando el sistema estuvo inoperativo durante cuatro horas.