_
_
_
_
Finanzas

Morgan Stanley negocia una fusión con Wachovia y busca dinero chino

La situación de los mercados, la presión sobre la banca de inversión y las dudas sobre la viabilidad de su modelo de negocio han puesto a la defensiva a Morgan Stanley, un banco que, pese a dar a conocer buenos resultados en el tercer trimestre, está ahora negociando una fusión con Wachovia y busca una inyección de capital china

John Mack se reunió ayer con los empleados de su banco para decirles que 'todas las opciones están abiertas'. El consejero delegado de Morgan Stanley confirmó que había negociaciones con Wachovia, el banco de Carolina del Norte, para una posible fusión pero también se habló de la opción asiática, es decir, la posibilidad que China Investment Corp (CIC) ampliara su participación desde su actual 9%.

Mack mantiene las dos vías abiertas, pero fuentes de la entidad aseguran que 'la primera opción sigue siendo mantener la independencia profesional y corporativa de la institución'. En el caso de que optase por el fondo soberano chino, todo parece indicar que este dispararía su participación en la compañía hasta un 49%. CIC entró en el capital de Morgan Stanley en diciembre de 2007, cuando el banco presentó unas cuentas trimestrales con pérdidas derivadas de la crisis.

Durante su alocución a los empleados, Mack hizo referencia a la situación de una compañía que ha perdido un 33% en lo que va de mes, aunque subió un 3,68% ayer. 'La liquidez es buena como lo son los resultados del tercer trimestre', dijo con pesar una empleada que estuvo presente y que ha accedido a hablar con tal de no dar su nombre. 'El hecho de que se hay celebrado esta reunión esta mañana es relevante', lamentaba.

Las negociaciones son muy fluidas en este punto y no hay que deducir que de ellas pueda salir un acuerdo. Hace 10 días Mack declaró en una entrevista que no tenía ningún interés en buscar una fusión. Ahora, tras el terremoto que está azotando Wall Street esta semana, el consejero delegado respondió a la llamada de Robert Steel, consejero delegado de Wachovia, para sobre la posible fusión.

En este punto de la crisis muchos analistas creen que la banca de inversión necesita de la base estable de capital que proporcionan los depósitos de un banco comercial como en este caso es Wachovia o en el caso de Merrill Lynch fue Bank of America. El presidente de esta última entidad, Ken Lewis, predijo hace unos días que en un año no quedará ningún banco de inversión ni firma de corretaje independiente.

Mack, que no esta convencido de esta alternativa, no tiene muchas opciones claras para hacer este tipo de operación y Wachovia no vive en estos momentos unos tiempos fáciles. No obstante, los resultados del tercer trimestre avalan la opción de la independencia de un banco que cuenta con una posición de liquidez superior a los 180.000 millones de dólares y que ha reducido selectivamente su balance en el último año para desprenderse de activos depauperados.

En julio su consejero delegado fue reemplazado por Robert Steel que se ha comprometido a rebajar los costes en 1.500 millones para tratar de hacer frente a los problemas de su cartera de más de 120.000 millones dólares de hipotecas de tipo variable y alto riesgo, en este momento. El consejero delegado de Morgan Stanley considera que tanto su firma, como Goldman Sachs son presa de rumores, temores infundados y que está siendo objeto de las apuestas por parte de los naked short sellers, compradores a descubierto.

NUEVA AGENCIA

El Gobierno estudia poner en marcha un plan permanente para responder a la crisis. Al cierre de edición no se conocían detalles de este plan que podría adoptar la forma de un Resolution Trust Corporation que se haga con activos hipotecarios tóxicos.

Pulso entre Bush y McCain por la SEC

Inevitablemente la crisis de Wall Street ha sido la protagonista de la campaña electoral. El candidato republicano, que ha pasado de afirmar que la economía es sólida y ser uno de los más firmes defensores de la desregulación desde que llegó como senador a Washington hace 26 años adoptó ayer un tono mucho más populista para asegurar que si el fuera presidente 'echaría a Christopher Cox de la dirección de la SEC', el regulador de los mercados. Para McCain, Cox ha traicionado la confianza pública'.El candidato dijo que la SEC 'ha mantenido una serie de regulaciones que han permitido a los especuladores y los hedge funds convertir nuestros mercados en un casino'. El presidente, George Bush dijo inmediatamente que apoyaba a Cox, quien justamente el miércoles presentó las nuevas normas para la venta de acciones en descubierto. Bush, que ayer canceló un viaje para seguir de cerca la evolución de los mercados, hizo por la mañana una breve alocución para decir que su gobierno 'se concentra en hacer frente a los desafíos en los mercados'.Aunque el ataque de McCain es uno de los más virulentos, no es el primero que recibe Cox, un regulador al que se le critica por no haber estado lo suficientemente encima de la banca de inversión y haber estado prácticamente ausente de una crisis que ha terminado cayendo sobre la Fed.

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Archivado En

_
_