Turbulencias en los mercados

El BCE se ve obligado a hacer una segunda inyección de liquidez en menos de 24 horas para dar confianza a las Bolsas