Comparecencia en el Senado

Solbes: "El sistema financiero español está saneado para hacer frente a tensiones"

El vicepresidente segundo del Gobierno, Pedro Solbes, insistió hoy en que el sistema financiero español "se encuentra saneado" para hacer frente a la difícil situación en la que se encuentran los mercados financieros.

En su primera comparecencia de la legislatura en la Comisión de Economía y Hacienda de la Cámara Alta, Solbes insistió en la "solidez y solvencia" del sistema financiero español para adaptarse a las tensiones en los mercados internacionales.

Unas tensiones que, reconoció, "lejos de remitir se han recrudecido" en las últimas horas, con la quiebra del banco estadounidense de inversiones Lehman Brothers, así como por la compra de Merril Lynch por parte del Bank of America.

Solbes señaló que las autoridades europeas van a asegurar el buen funcionamiento del sistema financiero y van a dar une respuesta "coordinada" a la crisis, como así se ha decidido en la reunión informal del Ecofin celebrada este fin de semana en Niza.

Asimismo valoró la decisión tomada hoy por el Banco Central Europeo (BCE) de inyectar en el mercado 30.000 millones de euros (42.600 millones de dólares).

Preguntado por cuál habría sido la política monetaria española ante la crisis si todavía dependiese del país y no del BCE, Solbes señaló que habría sido "más restrictiva (de subidas de tipos) antes y más expansiva (de bajadas) ahora", ante el deterioro económico.

"Saldremos fortalecidos" de la crisis

El vicepresidente segundo del Gobierno, Pedro Solbes, insistió hoy en el Senado en las fortalezas de la economía española, que permiten augurar que, "si no cometemos errores y todos actuamos de forma responsable, saldremos fortalecidos" de la crisis económica.

Tras esto, Solbes advirtió de que las dificultades económicas "se van a mantener e incluso podrían intensificarse aún más" en los próximos trimestres, y añadió que la actividad "debería tocar fondo" a lo largo del año que viene para, a continuación, "iniciar una gradual recuperación".

El ministro de Economía volvió a apelar a la responsabilidad de los empresarios, que en los últimos años "han disfrutado de elevados márgenes" de beneficios y ahora "deben comprometerse a mantener el esfuerzo inversor y la creación de empleo" y pidió a los sindicatos que entiendan que hay que mantener el nivel de empleo, "incluso si para ello se requiere una mayor moderación salarial".

El vicepresidente segundo señaló que las tensiones en los precios "parecen haber tocado techo" en julio porque los mismos factores que empujaron su repunte ahora proporcionan "cierto alivio", en alusión al precio del petróleo.

Asimismo reconoció que el ajuste "vital y conveniente" del sector de la construcción no se ha producido de una forma más gradual sino que está siendo "brusco", lo que tiene como consecuencia una "acelerada" destrucción de empleo en el sector.