Fondos

Volatilidad, el activo más rentable en 2008

Invertir y conseguir plusvalías se ha convertido casi en misión imposible. La mayoría de las Bolsas acumula caídas por encima del 20%, la rentabilidad de los bonos no bate la inflación y el precio de las materias primas se ha desplomado.

Ante este escenario, los depósitos se han convertido en la opción favorita para los mercados, ya que en muchos casos los bancos ofrecen intereses garantizados por encima del 5%.

Pero hay quienes, pese a todo, están sacando provecho de las oscilaciones que está teniendo los mercados y las compañías; eso sí, con más riesgo. Los fondos que invierten en volatilidad que se comercializan en España acumulan subidas que oscilan entre el 3% y el 11%. Mientras, los hedge funds de esta categoría acumulaban hasta agosto una subida del 7,3%. Es el mejor comportamiento que siguen frente al resto de la industria desde 2003.

Para operar con volatilidad los fondos utilizan derivados; esto es, compran o venden opciones tanto de índices como de acciones. Normalmente, los brókeres apuestan por las opciones cuando esperan que las fluctuaciones de los mercados se incrementen y se deshacen de ellas en el momento que prevén que van a caer. La mayoría de los fondos utiliza opciones del S&P 500 para operar con volatilidad. La oferta es la más amplia, ya que existen más de 12,4 millones de contratos.

'Si tu 'hedge fund' no acierta, puedes perder mucho dinero', dice un gestor

En los últimos días los índices de oscilación del Dax (Vdax) y el del S&P (Vix) se han elevado hasta las cotas más altas de hace casi dos meses. 'Nadie sabe qué dirección van a tomar los mercados, y la economía y nosotros estamos sacando beneficio de esa incertidumbre', comenta Trevor Teylor, codirector de inversiones en Innovative Options Management, con sede en Miami. El hedge hund de la firma sube más de un 12% este año, y se une al alza del 25% de 2007.

Los expertos esperan que los niveles de oscilación se incrementen en los próximos meses debido a la publicación de resultados. 'Las dudas sobre el estado financiero de las compañías se han incrementado, y este es un escenario muy positivo para invertir en volatilidad', explica un analista de Barclays.

Hay quienes apuntan que los niveles de volatilidad podrían permanecer elevados en los próximos dos años. Pero, en cualquier caso, todos coinciden en que invertir en volatilidad es una opción arriesgada: 'Hay enormes oportunidades, pero si tu hedge fund no acierta, puedes perder mucho dinero', advierte un gestor.

El mayor riesgo de mercado en cinco años

Las Bolsas están teniendo movimientos muy bruscos este año. El S&P, por ejemplo, ha fluctuado más que en los últimos cinco años. De hecho, el Vix, que mide la volatilidad del índice estadounidense, se ha movido en una media del 23,12% en los nueve primeros meses de 2008, frente a una cota de 16,12% de los últimos cinco años o del 17,52% de 2007. Volatilidad es sinónimo de riesgo. El Vix se constituyó en 1993 y se calcula con los precios pagados por las opciones del S&P 500 que expiran en las siguientes 30 jornadas. Así, el índice recoge las expectativas para el mercado al mismo tiempo que se considera una medida de inquietud del inversor, porque casi siempre sube cuando las acciones bajan.

La volatilidad también se ha incrementado en Europa. El Vdax de la Bolsa alemana está un 25% por encima del ejercicio pasado.