Resultados

Las cajas reducen su beneficio hasta junio por primera vez en seis años

El beneficio neto de las cajas de ahorro en el primer semestre del año ascendió a 5.119 millones de euros, el 3,8% menos que en el mismo período del ejercicio anterior, lo que supone la primera caída semestral en los resultados del sector desde 2002.

Según informó hoy la Confederación Española de Cajas de Ahorros (CECA), la tasa de morosidad del crédito se situó en el 1,99% a cierre de junio, casi el triple que el 0,68% registrado en el mismo mes de 2007, debido al aumento de los activos dudosos y a la propia ralentización del crédito concedido, mientras que en julio el índice escaló hasta el 2,49%.

En cuanto a la evolución de los distintos epígrafes de la cuenta de resultados, el margen de intermediación aumentó el 8,5% hasta los 10.060 millones de euros, mientras que el margen de explotación -el que mejor refleja el negocio puramente bancario- se situó en 8.993 millones, un 2,7% más respecto a los seis primeros meses de 2007.

El resultado antes de impuestos de los grupos consolidados de las Cajas se situó a 30 de junio de 2008 en 6.360 millones de euros, un 5,1% menos que un año antes. Tras la aplicación del impuesto sobre beneficios, el resultado consolidado del primer semestre totalizó 5.403 millones de euros, un 0,4% menos, de los cuales 5.119 millones son atribuidos al grupo, lo que representa un descenso del 3,8%.

El presidente de la CECA, Juan Ramón Quintás, calificó la cuenta de resultados de "extraordinarios" considerando la coyuntura actual, que consideró que es "la peor crisis de las últimas siete décadas", teniendo en cuenta que éste es uno de los peores momentos por los que tiene que pasar la crisis financiera y las cajas han espondido con una variación neta del beneficio del cero por ciento.

Margen de intermediación

El margen de intermediación en el primer semestre se situó en 10.060 millones de euros, con un incremento del 8,5%, resultado debido al crecimiento de los costes financieros (44,1%) frente al aumento de los productos (30%), debido, básicamente, a la evolución de los tipos de interés.

Al crecimiento del margen de intermediación apenas han contribuido, en comparación con periodos anteriores, los resultados de instrumentos de capital, es decir, los dividendos procedentes de empresas que no consolidan, en línea también con el descenso del beneficio empresarial.

Deterioro de activos

Las pérdidas netas por deterioro de activos, concepto que engloba la mayor parte de los antiguos "saneamientos e insolvencias", crecieron un 66,3% en relación con el primer semestre del año anterior.

También se incluyen en este epígrafe las dotaciones subestándar por valor de 849,5 millones que han realizado las cajas hasta el 30 de junio. Por el contrario, las dotaciones netas a provisiones descendieron un 55,5%.

Evolución de la morosidad

La morosidad se sitúa en el primer semestre de 2008 en el 2,4% y se mantiene, a juicio de Quintás, por debajo de la media de las tres economías más fuertes de la Unión Europea.

Para el presidente de CECA, en ese sentido la situación es mucho mejor que en el ciclo anterior en los primeros años de la década de los noventa, cuando algunas entidades llegaron a un índice del 15%.

En el presente ciclo se prevé que a finales de año alcance el 3,3% y en 2009 se situé incluso por encima del 5%. La previsión para 2008 ha sido revisada al alza e incrementada medio punto tras el incremento de este índice en el primer semestre por el caso Martinsa-Fadesa.