Resultados

Las empresas de servicios de inversión redujeron un 43,6% su beneficio hasta julio

Las empresas de servicios de inversión (ESIs), entre las que se incluyen agencias y sociedades de valores y sociedades gestoras de cartera, lograron un beneficio de 356,71 millones de euros hasta julio, lo que supone un descenso del 43,6% respecto a los 633,14 millones del mismo periodo de 2007, según datos registrados en la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Este descenso se debe principalmente a la caída en los ingresos por comisiones netas, que se situaron en 518,43 millones de euros, un 27% menos que en el mismo periodo de 2007, en especial por tramitación y ejecución de órdenes y suscripción y reembolso en Instituciones de Inversión Colectiva (IIC), que se redujeron en un 21% y un 35,4% respectivamente, hasta los 433,85 y los 82,28 millones de euros.

Otras partidas que también registraron descensos fueron la gestión de carteras, con 36,33 millones de euros, un 23% menos; diseño y asesoramiento, que alcanzó 17,96 millones, un 62,6% menos, y operaciones de crédito a mercado, con 7.000 euros, frente a los 13.000 euros de junio de 2007.

Además, el número total de empresas de servicios de inversión contabilizadas hasta julio era de 113, una menos que en el mismo periodo de 2007, lo que ha podido contribuir al descenso del beneficio.

Las 53 agencias de valores registradas en al CNMV fueron las entidades que presentaron un peor resultado hasta julio, ya que dividieron por casi cuatro el resultado logrado hace un año, pasando de 69,4 millones en julio de 2007 a 19 millones en julio de este año.

Por su parte, las 50 sociedades de valores registraron una caída en su beneficio del 40%, hasta los 336,48 millones de euros, mientras que las 10 sociedades gestoras de cartera que se encuentran en los registros de la CNMV lograron un beneficio de 1,17 millones de euros, frente a los 2,7 millones que lograron en julio de 2007.

A pesar de la caída en el beneficio, el margen financiero de las empresas de servicios de inversión, que refleja la diferencia entre los ingresos y los gastos, fue de 45,87 millones de euros, cinco veces más que en el mismo periodo de 2007; el margen ordinario alcanzó los 932,7 millones de euros, un 80% más, y el de explotación se situó en 574,12 millones, casi cuatro veces más que el registrado en julio de 2007.