Proceso de compra

Gas Natural pide a Competencia que de luz verde a la compra de Fenosa sin condiciones

Gas Natural ha depositado esta mañana en los registros de la Comisión Nacional de la Competencia (CNC) la solicitud de aprobación de compra de Unión Fenosa, según han indicado fuentes de la gasista, en el que pide a Competencia que le dé su visto bueno sin condiciones, ya que, según los argumentos presentados, la operación no sólo no incide de manera negativa en la competencia, sino que además mejora aspectos significativos del mercado.

Gas Natural espera al visto bueno del organismo presidido por Luis Berenguer y de la Comisión Nacional de la Energía (CNE) para elevar del 9,9% actual a más del 50% su participación en Unión Fenosa mediante la ejecución de sus acuerdos de compra del 35,3% aún en manos de ACS y del 5,15% en poder de la CAM.

La gasista tiene previsto realizar mañana una pequeña presentación de la operación ante el consejo de administración del regulador energético, que celebra su primera reunión tras el parón vacacional y que, con este primer encuentro, iniciará el proceso de análisis del expediente, han explicado fuentes de la CNE.

En concreto, el organismo presidido por María Teresa Costa deberá decidir si autoriza a Gas Natural a superar el umbral del 10% en Unión Fenosa, en virtud de su facultad para pronunciarse acerca de operaciones significativas que afecten a empresas que desarrollen actividades reguladas (transporte y distribución de gas y electricidad).

NATURGY 23,47 0,77%

Noviembre y abril, fechas clave

Gas Natural ya anunció tras su acuerdo a finales de julio con ACS que tiene previsto cerrar la adquisición de Unión Fenosa en abril del año próximo. Para ello, espera contar en noviembre con el visto bueno de los reguladores y tomar entre febrero y marzo de 2009 el 35,3% restante de ACS en la eléctrica.

Tras ese momento, una vez superado el umbral del 30%, lanzará su OPA por el 100%, que se liquidará previsiblemente en abril y que le obligará a desembolsar otros 9.200 millones. Ese mismo mes lanzará una ampliación de capital con un importe máximo de 3.500 millones, que podría variar en función del nivel de aceptación.

Además, durante el ejercicio 2009 la gasista presidida por Salvador Gabarró venderá activos por 3.000 millones para evitar solapamientos y financiar la compra.