Precios de los alimentos

Las judías verdes y las anchoas, los alimentos que más subieron en agosto

Las judías verdes y las anchoas son los alimentos que más se encarecieron en el mes de agosto, mientras que los limones, el aceite de girasol y la harina de trigo encabezan las subidas de los últimos doce meses, según los datos del Ministerio de Industria.

El mes pasado las judías verdes subieron el 7,47% y las anchoas lo hicieron un 5,92%, mientras que también se encarecieron otros alimentos frescos como las naranjas (4,05%), las sardinas (2,77%) y los tomates para ensalada (1,93%).

De los alimentos envasados, subieron en agosto sobre todo la harina de trigo (1,57%) y el aceite de girasol refinado, productos que acumulan los mayores incrementos en un año, del 32,97 y del 45,56%, respectivamente. El mes pasado bajaron sobre todo los precios de la bacaladilla, un 3,97% más barata, el jurel (3,87%) y los pimientos verdes (2,73%). Mientras, muy pocos alimentos envasados de la lista que ofrece Industria registraron reducciones, entre ellos las sardinas en aceite (0,26%), el pan de molde (0,21%) y la leche esterilizada (0,16%).

En las tablas interanuales siguen destacando los limones, que aunque bajaron en agosto el 1,69%, siguen siendo el producto fresco que más ha subido en un año, el 57,39%, seguido muy de lejos por las naranjas, que se han encarecido el 15,38% en doce meses, las acelgas (13,31%) y los huevos (11,17%).

Del lado de los alimentos envasados, además de las fuertes subidas interanuales de la harina de trigo y el aceite de girasol, destacan las de los espaguetis, un 26,62% más caros que en agosto de 2007, la leche esterilizada (19,71%) y el arroz (14,75%). Ninguno de los productos envasados ha registrado bajadas en un año, y en el caso de los productos frescos la mayor reducción de precios la registran las cebollas, el 7,24% más baratas, seguidas de la anchoa (3,60%), los pimientos verdes (3,14%), los plátanos (1,93%) y el jurel (1,56%).

El Ministerio de Industria elabora este informe con los precios de los alimentos recogidos durante las tres primeras semanas de agosto, haciendo una media ponderada de los precios más frecuentes del artículo correspondiente.