Previsiones económicas

Las cajas rebajan nueve décimas su previsión de IPC para final de año, al 3,7%

La Fundación de Cajas de Ahorro (Funcas) rebajó hoy nueve décimas su previsión de inflación para el cierre de 2008, hasta el 3,7% en tasa interanual desde el 4,6% estimado anteriormente, como consecuencia del mejor comportamiento del IPC en el mes de julio (5,3% en tasa interanual) y del avance de la inflación para el mes de agosto, que sitúa la tasa en el 4,9% en tasa interanual, cuatro décimas menos que el mes anterior.

Según Funcas, el IPC registró un comportamiento mejor de lo previsto en el mes de julio gracias al inesperado cambio de tendencia del precio del petróleo, que ese mismo mes frenó bruscamente la acelerada trayectoria ascendente que había mantenido durante todo el año, situándose por debajo de lo planteado en el escenario central de las previsiones.

Funcas además cree que a partir de septiembre entrarán en funcionamiento los efectos escalón favorables derivados de los fuertes ascensos de precios observados en el último cuatrimestre del año pasado, tanto en la energía como en los alimentos.

La tasa de inflación aumentó tres décimas porcentuales en julio, situándose en el 5,3%. La variación mensual de precios fue del -0,5%, un descenso algo inferior a lo que es habitual en dicho mes, influenciado por las rebajas de verano. La tasa armonizada también subió hasta el 5,3%, lo que elevó hasta 1,3 puntos porcentuales el diferencial con la zona euro, cuya tasa de inflación se mantuvo sin variación con respecto al mes anterior.

Escenario para los próximos meses

Así, partiendo de los últimos datos y manteniendo la hipótesis de que el precio del barril de petróleo se estabiliza en torno al nivel actual (112 dólares), el escenario central que dibuja Funcas arroja un descenso de la inflación en septiembre hasta el 4,6% en tasa interanual, bajada que se perpetuaría en los próximos meses, hasta cerrar diciembre en el 4,6%. De esta forma, la tasa media anual alcanzaría el 4,4% en el presente ejercicio y se reduciría hasta el 3,1% el próximo año si el precio del barril se mantiene en el entorno actual.

No obstante, Funcas dibuja también un escenario más pesimista en el que el petróleo retoma una trayectoria ascendente, hasta los 134 dólares el diciembre de este año y 150 dólares en diciembre de 2009, y en el que la tasa media de inflación alcanzaría el 4,6% en 2008 y el 4,4% el próximo año.

Por el contrario, en el escenario más optimista de la Fundación, en el que el crudo se mantiene a la baja y el precio del barril se reduce hasta los 95 dólares al final de 2008 y hasta los 80 dólares en 2009, la inflación media anual se situaría en el 4,3% en el presente ejercicio y en el 2,1% en 2009.