Mercados

La negociación de la Bolsa española, en mínimos

En lo que va de agosto, se han negociado en la Bolsa española 62.100 millones de euros, con una media de 3.268 millones. Se trata de la cifra más baja desde agosto de 2006 y confirma la caída de la contratación este año, un 22% entre enero y agosto.

El pasado lunes día 25 apenas se negociaron en el mercado español 1.243 millones de euros. Ese día el Ibex bajó el 1,48% por miedo a nuevos problemas crediticios, pero ese día la jornada bursátil destacó por ser la de menor negocio desde el 15 de agosto de 2005, cuando se movieron 794 millones de euros. En junio de 2007, justo antes de que empezase la crisis crediticia, la Bolsa española negociaba una media de 8.000 millones de euros al día.

La caída de la negociación es una constante desde que empezase la crisis, a pesar de que en los momentos de mayor tensión en los mercados el volumen repunte, como sucedió en agosto de 2007 o en enero de este año. Pero este verano no ha habido crac y, así, la negociación media ha bajado a los 3.268 millones de euros y la total a los 62.000 millones, a falta de dos sesiones para el cierre de mes. 'Es uno de los meses con menos negocio que se recuerdan', comenta Javier Barrio, de BPI. 'Agosto es un mes flojo normalmente, por ahora inciden dos factores. Primero, que la caída de la Bolsa retrae la inversión y, segundo, la falta de liquidez de los grandes intermediarios. Las gestoras de fondos han visto reducidas sus carteras, por la caída de los precios y por la salida de dinero. Y si cae el patrimonio, se negocia menos', concluye.

Los fondos de inversión han vivido desde hace año y medio una sangría sin precedentes en el mercado español. Los reembolsos netos -dinero que los inversores sacan de los fondos- suman 56.000 millones, un 22% del total, debido a la crisis de los mercados y a la competencia de los depósitos bancarios, comercializados por la banca para reforzar sus posiciones de liquidez.

Así las cosas, la caída de contratación sobre agosto del año pasado es del 35% en términos de negociación media diaria, si bien el agosto de 2007 registró mucho negocio por el estallido de la crisis crediticia. En agosto de 2006 el negocio fue también de unos 65.000 millones de euros. En el acumulado en los primeros ocho meses del ejercicio se ha negociado, por otra parte, un 22% menos que el año anterior. Esta cifra es, de todas formas, superior a la registrada en 2006. La caída en el dinamismo del mercado se ha notado en parte en las cuentas de BME, sociedad gestora de los mercados españoles: el beneficio retrocedió un 9,7% en el segundo trimestre, hasta 47,7 millones de euros. Así, el valor está en zona de mínimos desde su salida a Bolsa.

Sólo se ejecutan el 41% de las órdenes emitidas

Desde 2005, el número de órdenes de compra o venta que entran en el mercado español se ha triplicado, hasta superar los ocho millones en julio, pero el número de órdenes que efectivamente se han negociado ha crecido en menor medida. Así, actualmente se cruzan el 41% de las órdenes que entran en el sistema. En 2005 se cruzaban el 55%. Este junio la CNMV envió una carta a los miembros de la Bolsa recordándoles que la introducción de órdenes de compra o venta de uno o dos títulos en valores poco líquidos y para que el mercado genere contrapartidas puede suponer manipulación de valores. Esta operativa se llama 'horquilla' en el sector.

Cinco valores suman casi el 75% del negocio

La concentración del negocio en pocos valores se ha agudizado en los últimos meses, hasta el punto de que en julio los cinco valores más líquidos del mercado supusieron casi tres cuartas partes del total: un 73,3%. Hace un año, estas mismas cinco empresas sólo suponían el 61% de la contratación en el mercado electrónico español. La primera de la lista, eso sí, no cambia, sigue siendo el Banco Santander. Este año, no obstante, la entidad alcanza ya el 23,3% del negocio, frente al 18% del año pasado. BBVA está en segundo lugar, con un 18% y Telefónica, la mayor cotizada de España con una capitalización de 80.000 millones, mueve el 15%. De Endesa, que en 2006 movía el 10% del mercado, sólo cotiza el 5% de las acciones.