Bolsa de Nueva York

Wall Street cumple con un repunte del 1% en agosto, pese al escarmiento de la banca

La Bolsa de Nueva York cumplió su guión en agosto y pudo hacer frente a los números rojos de la banca gracias al descenso del precio del crudo y a la revisión al alza del crecimiento de la economía estadounidense durante el segundo trimestre. El Dow Jones consiguió reconquistar los 11.500 puntos, tras anotarse un 1,3% en su balance mensual.

Wall Street recupera confianza aunque encara el mes de septiembre con las mismas dudas con las que comenzó este mes. Las malas previsines sobre la salud de las cuentas de los bancos de inversión, el rumor sobre la nacionalización de las hipotecarias Freddie Mac y Fannie Mae y la presión de un petróleo que Goldman Sachs ve en 149 dólares antes de que termine el año.

El resto de los índices también avanzó en el mes. El S&P 500 se apuntó un 1,59%, mientras que el tecnológico Nasdaq se alzó casi un 2%.

El sector minorista consiguió sacar partido a la rebaja fiscal promovida por la administración Bush. Home Depot lideró las ganancias del Dow con un alza del 14,14%, mientras que la cadena de almacenes Merck y Procter & Gamble -líder mundial en productos de consumo- se anotaron respectivos 8,15% y 6,8%. Boeing sumó un 7,5% y Microsoft recuperó un 7% al calor de la información de que su consejero delegado, Steve Ballmer, podría reconciliarse con sus accionistas a través de un programa de recompra de acciones por 20.000 millones de dólares.

Al otro lado de la tabla, la aseguradora AIG perdió un 17,3%. JP Morgan y Bank of America se dejaron en el parqué más de un 5,25% en las últimas cuatro semanas. Y es que apuntan nubarrones en el sector financiero, después de que Citi, Goldman Sachs y S&P revisaran a la baja las expectativas en las cuentas de los bancos de Wall Street durante el trimestre que está a punto de concluir. Al respecto, el ex economista jefe del FMI, Kenneth Rogoff, se atrevió a aventurar que "algún banco grande de EE UU quebrará en los próximos meses".

En el S&P 500 las acciones de la aseguradora de bonos MBIA se dispararon un 225%, recortando a un 12% sus pérdidas desde enero. El rumor sobre la insolvencia de las hipotecarias Freedie Mac y Fannie Mae y la necesidad de su nacionalización castigó sus títulos, que retrocedieron un 45% y 40%, respectivamente.

En cuanto al petróleo, el barril de crudo Texas se alzó tan sólo dos centavos en la sesión de hoy y cerró en 115,57 dólares, casi 10 dólares por debajo de su precio registrado hace cuatro semanas.