Mercados

El Ibex cae un 1,61% en una semana marcada por la debilidad de bancos y constructoras

La espectacular subida del Ibex el último día de la semana de un 2,5% no logró evitar las pérdidas semanales, pero si aminorarlas. El selectivo partirá la próxima semana de los 11.497 puntos.

Rebote necesario pero no suficiente. La subida de un 2,5% que experimentó el viernes el índice selectivo suavizó la perdida semanal del Ibex, que cayó un 1,61% hasta situarse en los 11.497 puntos, alejándose del soporte de los 11.200 que llegó a tocar durante la semana y que amenazaba continuar hacia cotas inferiores.

El detonante de la subida del viernes vino de la mano de rumores de opa sobre Lehman Brothers, una de las entidades más castigadas. A lo que se sumaron los comentarios de Bernanke, que alivió la presión en los mercados al asegurar que espera que la inflación se modere a final de año.

Los datos macroeconómicos conocidos durante la semana no animaron a los inversores a salir de compras. En Estados Unidos, el índice manufacturero de la Fed de Philadelphia subió menos de lo que se esperaba y sigue mostrando niveles de contracción. Y en España, los datos de facturación de la industria en junio volvieron a dar una clara señal de desaceleración de la economía, pese a que en el mes crecieron un 3%.

Los expertos de SelfTrade aseguran que los datos publicados en Europa del PMI Manufacturero y el del sector Servicios de la Eurozona ¢confirman que las estimaciones de crecimiento que baraja el BCE en estos momentos para 2008 no son realistas. Solo un nuevo descenso del crudo, situando el barril claramente en torno a los 100 dólares, y un debilitamiento del euro, que ayude al sector exportador europeo, podrían mejorar las expectativas a medio plazo¢.

De cara a la semana próxima la atención estará centrada en el plano macroeconómico. Se conocerán las Actas de la última reunión de la Fed, las ventas nuevas de viviendas en Estados Unidos y las tasas de desempleo en España y Europa.

El sector bancario y las constructoras han sido los grandes protagonistas de la semana y, por tanto, los más castigados. Citigroup, Goldman y S&P se encargaron de rebajar las previsiones de beneficio de la banca de inversión en Estados Unidos, lo que elevó las presiones bajistas sobre el sector en Europa. Además, el semanal Barrons aseguró que las grandes entidades hipotecarias Fredie Mac y Fanie Mae iban a verse obligadas a recibir ayuda por parte del Tesoro de EE UU para mejorar su situación.

En España la banca mediana fue la más castigada. Los títulos de Popular cedieron un 4,88%, mientras que Banesto recortó un 3,46% y Bankinter un 0,29%. Tampoco se salvaron los dos grandes bancos. BBVA cayó un 4,46% y Santander restó un 2,93% mientras que el mercado sigue digiriendo el anuncio de compra de la británica A&A.

Iberia: farolillo rojo de la semana

No ha sido semana para las aerolíneas. A la espectacular subida del crudo en lo que llevamos de año se sumó el miércoles el accidente de un avión de Spanair en el aeropuerto de Madrid. Iberia se dejó un 7,58% en la semana y además recibió un recorte en la valoración de Société Générale, que sitúa el precio objetivo en los 2,1 euros.

Sacyr Vallehermoso fue la más castigada de las constructoras, tras ceder un 7,02%, mientras que Cintra restó un 6,39%. Ferrovial, pese a seguir gustando a los analistas y recibir positivas recomendaciones después de conocerse que su filial británica de gestión de aeropuertos, BAA, ser verá obligada a desprenderse de tres de ellos, perdió un 5,25%.

Las energéticas lideraron las subidas en el Ibex. Gamesa sumó un 3,58%, Red Eléctrica un 3,23% y Repsol se revalorizó un 2,67%. Telefónica, otro de los grandes valores no logró cerrar en positivo y cayó un leve 0,06%.

En el mercado Continuo, la mayor subida correspondió a Befesa con un 10,73%, seguido de Ercros, 10%, mientras que Agbar restó un 14,26%.

Además, el BCE fijó el cambio oficial del euro en 1,4808 dólares, mientras el barril de crudo Brent, de referencia en Europa, cotiza a 117,31 dólares.