Crédito

El riesgo de impago de deuda crece tras los últimos datos económicos

Un menor acceso al crédito y el deterioro de los indicadores económicos forman un cóctel que dificulta que las empresas puedan hacer frente a sus compromisos de deuda. Moody's estima que los impagos entre la deuda de menor calidad crecerán al 6,3% en 12 meses frente al 2,5% de julio. Tras los últimos datos económicos, la prima de riesgo se mantiene en máximos de los cinco meses.

Los analistas de DresdnerKleinwort se hacían eco ayer en un informe de la contracción que ha sufrido el crédito durante el segundo trimestre. Los bancos, dicen, son ahora más selectivos a la hora de conceder créditos. "Esta restricción llevará probablemente a un aumento de los impagos de deuda empresarial". Los analistas perciben que el mercado no sólo está seco para entidades financieras, sino también para empresas. Caixa Catalunya prevé que está situación se prolongará durante los próximos meses. En su informe de coyuntura cifra en el 13,7% el aumento en junio del volumen de préstamos concedidos por las entidades financieras monetarias de la zona euro a sociedades no financieras, lo que supone el segundo mes consecutivo de reducción del crecimiento.

Con este panorama, los diferenciales (spreads) entre la deuda empresarial y la gubernamental se han ampliado para reflejar ese aumento del riesgo. "Hubo una ampliación muy fuerte de los spreads del sector financiero cuando se produjo el rescate de Bear Stearns", explica José Carlos Díez, economista jefe de Intermoney. "No obstante descendió con fuerza y ahora aumenta en otros sectores. La restricción de crédito de los bancos se traslada a las compañías".

La agencia Moody's estima que el nivel de impagos de deuda podría elevarse en los próximos 12 meses hasta el 6,3% del total de emisiones, e incluso podría llegar al 10% si se produce el peor de los escenarios: una recesión en Estados Unidos. En julio, el nivel de impagos defaults) entre las emisiones especulativas a nivel global se situó en el 2,5%.

Los últimos datos económicos publicados, negativos tanto en Europa como en EEUU, han elevado la prima de riesgo del mercado. El índice Itraxx Crossover, indicador que mide lo que están dispuestos a pagar los inversores por cubrir un impago de deuda especulativa, cotiza en torno a los 570 puntos básicos, el nivel más alto en cinco meses. El máximo, tras la crisis de Bear Stearns, fue de 636 puntos básicos. "El aumento de la aversión al riesgo en Europa no es ninguna sorpresa", señala Moody's. "Las perspectivas de crecimiento de la eurozona se han deteriorado. Es probable que esto eleve el número de impagos".

Una situación que no reflejan las valoraciones

Los analistas de Dresdner opinan que las valoraciones del mercado no reflejan por el momento la situación económica real. "Para nosotros las valoraciones no han incorporado las perspectivas de menores ingresos y provisiones por malos créditos que podrían acompañar a una situación de desapalancamiento y un entorno económico más débil".

Según el banco de inversión, en el momento en que las empresas encuentren dificultades para financiarse procederán a reducir su deuda. "Es probable que veamos más debilidad en los datos económicos, pero los préstamos impagados duran sólo un periodo determinado de tiempo. La contracción del crédito es dolorosa, pero puede también representar un importante paso adelante para expulsar del sistema los excesos y permitir que los fundamentales y las valoraciones se recuperen".

El banco de inversión estima que las valoraciones en los mercados de renta variable y deuda podrían tocar fondo antes de final de año a medida que los inversores miren más allá de las noticias negativas más fácilmente predecibles. "Pero es probable que veamos todavía malas noticias, y muchas, además", añaden.