'Oro negro'

Brasil estudia crear un "fondo soberano" para invertir en reservas petrolíferas

El gobierno de Brasil estudia crear un "fondo soberano" para depositar lo que se supone serán enormes recursos petroleros provenientes de nuevas reservas en el océano Atlántico, informó hoy el ministro de Minas y Energía, Edison Lobao.

Esta es una de las propuestas evaluadas hoy por una comisión ministerial que propondrá reformas a la Ley del Petróleo, para adecuarla al nuevo estatus de potencia petrolera que espera consolidar Brasil en los próximos años.

La comisión, creada por el presidente Luiz Inácio Lula da Silva, se reunió en Brasilia bajo la coordinación de la ministra de la Casa Civil, Dilma Rousseff, para discutir los cambios a la legislación.

Lula y Rousseff han reiterado que el gobierno quiere crear mecanismos legales para que el dinero del petróleo sea destinado a inversiones en educación y a pagar "la deuda histórica" con los pobres de Brasil.

En aguas del océano Atlántico la petrolera brasileña Petrobras -controlada por el Estado peor con acciones inscritas en bolsas de valores- confirmó el año pasado una nueva provincia petrolera más allá de una capa de sal en estado de gel de dos kilómetros de espesor.

Ese petróleo está a unos 7.000 metros de profundidad desde la superficie del océano Atlántico y aunque no se han concluido evaluaciones y pozos exploratorios, el gobierno estima que la zona puede contener entre 80.000 y 100.000 millones de barriles de reservas probables.

Petrobras ha estimado entre 5.000 y 8.000 millones de barriles en tan sólo un yacimiento, bautizado de Tupí, anunciado a finales del año pasado, mientras expertos independientes calculan las supuestas reservas totales en entre 30.000 y 55.000 millones de barriles.

La explotación plena de esas riquezas sólo será alcanzada en la próxima década, pero ya el gobierno impulsa cambios en la legislación porque en el la zona del "pre sal" hay varios bloques exploratorios que despiertan interés de empresas nacionales y extranjeras.