_
_
_
_
_
Economía

El parón inmobiliario golpea con fuerza a las tasadoras

Después de ocho años de fuerte crecimiento en la actividad, las tasadoras cerraron 2007 en claro retroceso. El número de tasaciones realizadas cayó un 15,1% y su importe, el 2,1%. Todo ello se tradujo en un resultado antes de impuestos de 76,2 millones de euros, un 15,7% menos que el año anterior.

El Banco de España, institución encargada de supervisar la actividad de las sociedades de tasación, acaba de publicar el balance correspondiente a 2007 y en él hay indicadores que hacen ya muy patente el cambio de ciclo inmobiliario.

No en vano la actividad de estas empresas se centra en valorar toda clase de bienes, sobre todo para facilitar las operaciones de financiación con garantía hipotecaria, tal y como les requieren bancos y cajas.

Las 59 entidades que se mantuvieron activas el pasado año realizaron más de 1,5 millones de tasaciones, cifra que representa una disminución del 15,1%, por un importe total de 844.100 millones e euros, el 2,1% menos que un año antes. El final del ciclo expansivo del mercado inmobiliario afectó a casi todas las tipologías de bienes tasados, con la salvedad, tanto en número como en importe, de los inmuebles y elementos de edificios destinados a oficinas, los industriales y los ligados a actividades económicas.

Más información
Comenta esta noticia con otros lectores en el FORO DE VIVIENDA
SIGUE LA EVOLUCIâN DEL SECTOR INMOBILIARIO

Así, las viviendas individuales tasadas en 2007, tanto en bloques como unifamiliares, sumaron un total 1,16 millones, casi un 18% menos que en 2006. Este significativo descenso da idea del frenazo que experimentaron las compraventas de casas en 2007, sobre todo en la segunda mitad del ejercicio. Los elevados tipos de interés, la mala coyuntura económica y el estallido de la crisis de las hipotecas de riesgo en Estados Unidos hundieron la confianza de las familias, que prácticamente paralizaron sus adquisiciones.

Las viviendas fueron valoradas en el 96% de los casos utilizando el método de comparación, es decir, atendiendo a los criterios que establecen las tasadoras para cada tipo de inmueble y según los valores alcanzados por otras casas similares en la misma zona geográfica. Llama la atención el Banco de España que en el 0,9% de los casos los tasadores emitieron advertencias específicas en prevención de una hipotética caída del precio. Esta salvedad tuvo efectos sobre el valor hipotecario del bien, que se vio reducido de promedio un 8,4%.

Según el estudio, el préstamo medio otorgado por las entidades de crédito para la adquisición de vivienda por particulares vino a representar en torno al 60% del valor medio de las viviendas tasadas en 2007. Por su parte, la actividad de tasación de suelo urbano también se redujo en relación con la del año anterior, un 17% en número de operaciones. un 8,3% en superficie y un 5% en importe. Las tasaciones de suelo urbano por valor representaron el 16,6% del total de la actividad al alcanzar los 140.700 millones de euros.

Es destacable el hecho de que el valor medio del metro cuadrado de suelo tasado alcanzó un promedio de 186 euros, lo que significa un aumento del 3,7%, mientras el tamaño medio de los solares creció un significativo 11%. Las tasaciones de edificios de uso terciario crecieron con fuerza y pasaron a representar el 2,5% del importe total de las valoraciones. Aunque disminuyó el tamaño medio de dichos inmuebles, creció su importe, como consecuencia de una mayor valoración del metro cuadrado, que llegó a los 2.204 euros (un 12% más).

En el caso de las oficinas, hay que reseñar el espectacular repunte que registró el valor del metro cuadrado, que en promedio fue del 24,5% y la caída de su superficie, del 6%. Con todo, dicho valor medio se situó en 3.044 euros. Por último, el informe también recoge la distribución regional de las tasaciones y pone de manifiesto como las cuatro comunidades autónomas más pobladas (Andalucía, Cataluña, Madrid y Comunidad Valenciana) absorbieron casi dos tercios de la actividad de tasación. Sólo en Cataluña el número de operaciones se desplomó un 25%.

El número de tasadores comienza a reducirse

A finales de 2007 existían 60 sociedades de tasación, de las que tres eran servicios de tasación de otras tantas entidades de depósito. De ese número, 22 operaron en todo el territorio nacional, mientras que 23 mantuvieron un carácter local o regional, pues 16 de ellas concentraron más del 90% de sus valoraciones en una comunidad autónoma y las otras siete en dos regiones, normalmente contiguas.Estos números revelan que la concentración del sector es elevada y ligeramente creciente, ya que las cinco mayores entidades representaron más de la mitad de la actividad total. Según las cifras facilitadas por el Banco de España, el pasado año un total de 9.737 tasadores se mantuvieron activos, un ligero 1,5% menos que un año antes. Por contra, los catalogados como empleados en plantilla de una sociedad de tasación siguieron aumentando un año más y en 2007 ascendieron a 2.071, frente a los 2.019 del ejercicio anterior (el 2,7% más).En cuanto al número de delegaciones o sucursales, el año pasado también se cerró con un avance del 4,8% al pasar de 334 oficinas a 350. Los expertos sostienen que será este año cuando se produzcan los efectos más palpables de la crisis inmobiliaria en las plantillas de estas entidades, ya que el parón de la actividad ha seguido intensificándose.

Más información

Archivado En

_
_