Aniversario de la crisis

La banca española pierde un 25% de su valor en bolsa en un año

Los seis principales bancos españoles -el Santander, el BBVA, Popular, Sabadell, Bankinter y Banesto- han perdido un 25,4% de su valor en bolsa en el primer año de la crisis de las hipotecas basura, afectados por las malas perspectivas sobre su negocio dada la rápida desaceleración de la economía española.

Esas seis entidades financieras han pasado de contar con un valor conjunto de 195.069 millones de euros en agosto de 2007 a sólo 145.605 millones al cierre del pasado viernes, cuando se cumplió el primer aniversario del estallido de las hipotecas ¢subprime¢ de EEUU.

Las entidades menos diversificadas y cuyo negocio está centrado en España han sido las más perjudicadas, ya sus expectativas de beneficios están mermando debido a las restricciones que imponen a los créditos -una de las principales consecuencias de la crisis ¢subprime¢- y al repunte de la morosidad, en especial en el sector inmobiliario.

Además, estas entidades ¢medianas¢ han sido blanco de los negativos informes publicados por los analistas, lo que ha contribuido a agravar unas caídas justificadas en parte por las altas cotizaciones alcanzadas en 2007 ante las expectativas de fusiones.

BANKINTER 6,91 -0,03%
SANTANDER 4,13 0,65%

Bankinter, el más perjudicado

El banco más perjudicado en bolsa ha sido Bankinter (el eterno candidato a ser comprado), que ha perdido un 46,5% de su capitalización bursátil en el último año, seguido del Popular, con un descenso del 45,8%.

Precisamente, el último informe de Morgan Stanley ha arremetido contra ambas entidades, a las que les ha rebajado cerca de un 38% sus precio objetivo, hasta 5,6 euros por acción en el caso de Bankinter, y hasta 6 euros en el caso del Popular, en línea con buena parte de los analistas, que esperan una evolución mediocre en los próximos meses.

Estos dos bancos también han sido muy castigados por otras casas de análisis como UBS o Citigroup, junto al Sabadell, que pierde un 31,9% desde que comenzó la crisis subprime.

En cambio, los dos grandes bancos españoles ostentan caídas más moderadas, especialmente el Santander, que cede el 13,9%, frente al 30,9% el BBVA.

Los expertos han valorado en general la diversificación internacional del negocio de ambas entidades, lo que les expone menos al estrangulamiento del PIB español y les da más armas para luchar contra la menor actividad derivada de la crisis.