Mercados

El descenso del petróleo relaja la presión sobre los tipos de interés

La caída del 20% que ha sufrido el crudo desde los máximos de julio ha suavizado las presiones inflacionistas y las expectativas de subidas de tipos. El martes la Reserva Federal alejó la posibilidad de próximos repuntes. Hoy le toca el turno al BCE y, tal y como está anticipando el mercado de deuda en los últimos días, no se prevén cambios.

El peor de los escenarios posibles pierde fuerza. Gracias al brusco recorte del precio del petróleo en el último mes el miedo a un periodo de estancamiento económico con altas dosis de inflación remite. Una situación que ha insuflado cierto alivio en el mercado facilitando el rebote de las Bolsas, así como la recuperación del dólar y la deuda -la rentabilidad del bono español ha pasado del 4,96% al 4,6% desde el 21 de julio y la del alemán, del 4,63% al 4,34%-. 'Mientras las materias primas continúen descendiendo, la inflación y el impacto de ésta en el crecimiento económico y en las futuras decisiones de política monetaria será menos preocupante y permitirá descontar un escenario más optimista para la última parte del año si la tendencia se confirma en el tiempo', explica Bankinter.

A falta de ver cómo se desenvuelven las variables, lo cierto es que el Brent ha pasado de cotizar en cotas récord de 147,5 dólares en julio a moverse en el entorno de los 117 dólares -ayer volvió a caer tras el inesperado repunte de los inventarios semanales en EE UU-, alejando el miedo a inminentes subidas de tipos de interés. 'Con el petróleo en 117 dólares no hay tantas presiones inflacionistas. Ahora hay más confianza', explica David Ardura, de Gesconsult. 'El crudo manda. Las Bolsas repuntan ante la expectativa de que se mantengan los tipos', dice Eduardo Faus, de Renta 4.

La Fed abandonó las expresiones relativas a la mejora de la situación económica y al aumento de los riesgos inflacionistas en el comunicado del martes, lo que ha contribuido a reforzar la percepción de que mantendrá los tipos estables un tiempo, explica Urquijo Bolsa. De hecho el mercado de futuros refleja que la mayoría del mercado no espera subidas de tipos en EE UU hasta al menos final de año. Hoy se reúnen el BCE y el Banco de Inglaterra y no se prevén cambios en materia de tipos de interés. 'Todo parece indicar que el mensaje de Trichet podría ir en el mismo sentido que el de la Fed', añade Bankinter. Otros no lo tienen tan claro y temen un mensaje algo más severo. Las Bolsas esperan hoy el veredicto para afrontar un escenario que sigue complicado. El fantasma subprime no desaparece, las previsiones empeoran y los resultados del segundo trimestre reflejan debilidad.

El barril de Brent cotiza a 117 dólares frente al máximo de 147,5 de julio

El Ibex sube un 0,2% a la espera de Trichet

El petróleo volvió a ser protagonista en los mercados. La caída del barril de Brent tras la publicación de los inventarios semanales de crudo en EE UU dio la vuelta a la sesión. El Ibex subió el 0,2% en su segundo día al alza para situarse en los 11.774,4 puntos.

El buen sabor de boca que dejó la reunión de la Reserva Federal la víspera, así como los resultados mejores de los esperados de BNP o la oferta de la minera Xstrata permitieron un arranque tímidamente alcista en Europa. Con el paso de las horas, sin embargo, la incertidumbre que generaba la reunión del BCE hoy y noticias como las pérdidas de 530 millones de euros la hipotecaria estadounidense Freddie Mac llevaron la sesión al terreno negativo. No fue hasta la última media hora, coincidiendo con la caída del precio del petróleo, que llegaron las compras.

En el resto de Europa los avances resultaron más abultados y oscilaron entre el 1,41% que se anotó el Cac y el 0,58% del Footsie británico. Entretanto, en Wall Street, el Dow Jones y el S&P 500 subieron el 0,35% y el tecnológico Nasdaq, un 1,21%.