Bolsa de Nueva York

El Dow Jones sube un 2,4% por la recuperación de la banca y la caída del precio del petróleo

Wall Street recupera las pérdidas de ayer y se apunta un 2,39% gracias al impulso de la banca. La caída del precio del crudo y el buen dato de la confianza del consumidor fueron los ingredientes perfectos para la vuelta del optimismo al parqué neoyorquino.

De esta manera, el Dow Jones subió un 2,39% y partirá mañana desde los 11.397 puntos. El S&P 500 ganó un 2,33%, mientras que el tecnológico Nasdaq 100 logró las mayores subidas y se anotó un 2,45%.

Los inversores de Estados Unidos comenzaron la jornada animados por el dato de la confianza del consumidor publicada por al Conference Board que en julio subió por primera vez en siete meses. El índice subió en julio a 51,9 puntos, su primer alza desde diciembre, desde un dato revisado al alza de 51,0 registrado en junio, un mínimo desde que en febrero de 1992 el índice cediera hasta los 47,3 puntos.

El sector financiero no tiene tiempo para vacaciones. No ha dado casi tiempo de que la temporada de los resultados trimestrales echara el cierre, comienza el tercer cuarto. Merrill Lynch subió un 7,89% después de anunciar que amortizará un total de 5.700 millones de dólares en el tercer trimestre y reducirá su exposición en deuda respaldada por activos. No en vano, la banca fue el sector más laureado de la jornada. Bank of America se anotó más de un 12%, JP Morgan un 7,4%.

Por su parte, Citigroup sumó un 6% pese a que un informe de Deutsche Bank pronosticara que el mayor banco de Estados Unidos ampliará sus pérdidas hasta 8.000 millones de dólares en el tercer trimestre por su exposición al mercado residencial.

Siguiendo con la temporada de resultados, las acciones de Colgate-Palmolive sumaron hoy más de un 8%, hasta los 74,15 dólares, tras dar a conocer unos resultados mejor de lo esperado por los analistas.

Además, la farmacéutica Amgen amplió sus ganacias de ayer al subir casi un 3%, gracias a la recomendación de Merrill y Citi y las mejores previsiones de negocio para el resto del año.

Las aerolíneas recuperaron la alegría y protagonizaron las mayores subidas del S&P 500. En conjunto se anotaron casi un 30%, destacando las subidas de Continental Airways y US Airways, al calor de los movimientos corporativos en el Viejo Continente.

Por último, las estimaciones de la OPEP de que el petróleo puede caer hasta un 35% permitió que el barril de crudo West Texas, de referencia en EE UU, cerrara a un precio de 122,33 dólares.