Cuentas empresariales

Santander bate previsiones al mejorar sus resultados semestrales un 6,1%

El Grupo Santander logró un beneficio neto atribuido de 4.730 millones de euros en el primer semestre de 2008, un 6,1% más que entre enero y junio del año pasado, cifra que hubiera crecido el 22% sin tener en cuenta las plusvalías, según comunicó hoy la entidad a la CNMV.

Este resultado, superior a las previsiones de los analistas, se debió, en gran parte, a que los ingresos crecieron el 16%, 3,5 veces más que los costes (5%), lo que determinó un incremento del 26% del margen de explotación -el que mejor refleja la evolución del negocio puramente bancario-, explica la entidad.

La crisis financiera y la desaceleración de algunas economías, precisa el banco, han implicado un menor crecimiento de la actividad y un incremento de la mora, que se situó en el 1,34% frente al 0,83% de un año antes, lo que se ha traducido en mayores necesidades de provisiones, que crecen un 65%, hasta 2.475 millones de euros.

El beneficio estanco del segundo trimestre de este año asciendió a 2.524 millones de euros, informa la entidad, el importe más elevado en la historia del Grupo para un solo trimestre sin incluir plusvalías.

SANTANDER 4,01 -1,13%

En el mismo periodo del año pasado, su beneficio recurrente alcanzó 2.074 millones de euros, al que se sumaron los 582 millones de euros en plusvalías obtenidos de la venta de participaciones en el banco italiano Intesa Sanpaolo y el portugués BPI.

Estos resultados se han logrado "en un contexto económico y financiero muy complejo", afirma la entidad, "que ha provocado que un gran número de entidades financieras globales, con las que se compara Banco Santander, hayan registrado pérdidas y hayan anunciado importantes ampliaciones de capital". En este entorno, Banco Santander incrementó su beneficio ordinario por acción (BPA) un 14,3%.

No está interesado en HBOS

El consejero delegado del Santander, Alfredo Sáenz, afirmó hoy que la entidad no está interesada en comprar el HBOS y centra sus esfuerzos en Reino Unido en su filial Abbey, al tiempo que se mantiene a la espera sobre la resolución de su oferta de compra del Alliance & Leicester.

En la presentación de los resultados semestrales, que arrojaron un crecimiento del 6,1%, hasta 4.730 millones de euros, Sáenz sostuvo rotundamente que el banco no está interesado en dicho banco y que tiene "trabajo por delante" y oportunidades para ganar dinero" en el mercado británico.

"Si la oferta es exitosa abre una oportunidad de integración para hacer sinergias", dijo Sáenz sobre la eventual compra de A&L.