Crisis inmobiliaria

Santander compra activos por 1.200 millones para reducir la deuda de los promotores

El grupo Santander ha adquirido activos inmobiliarios por importe de 1.200 millones de euros, con el objetivo de reducir la deuda de los promotores y recolocarlos en el mercado, según anunció hoy el consejero delegado de la entidad, Alfredo Sáenz.

Sáenz explicó durante la presentación de los resultados semestrales ante analistas que este importe incluye también las compras realizadas por Banesto.

El consejero delegado del Santander cifró los préstamos concedidos a promotores inmobiliarios en 16.800 millones de euros y subrayó que se trata de una exposición pequeña teniendo en cuenta el tamaño del grupo que preside Emilio Botín.

Banesto ha creado una sociedad junto con la inmobiliaria Reyal Urbis a la que la inmobiliaria ha vendido un conjunto de promociones actualmente en desarrollo por un importe de 312 millones de euros, más una cantidad variable de hasta 69 millones. La sociedad esta controlada en un 51% por la entidad que preside Ana Patricia Botín y en el 49% restante por el grupo inmobiliario controlado y presidido por Rafael Santamaría.

El ejecutivo precisó que la finalidad de estas operaciones es, por una parte, "reducir la deuda" de los promotores y, por otra, "recolocar estos activos", estableciendo una mecánica "más eficiente".