Operadoras

El ajuste de previsiones de Vodafone mete presión a las 'telecos'

Vodafone activó ayer las alarmas del sector europeo de telecos al anunciar que sus ingresos anuales estarán en la parte baja de la horquilla prevista (50.188 a 51.323 millones de euros). Su consejero delegado, Arun Sarin, señaló a 'la debilidad de España' como la causa de los malos augurios. El apunte hizo caer a Telefónica un 5,56%.

El ajuste de previsiones de Vodafone mete presión a las 'telecos'
El ajuste de previsiones de Vodafone mete presión a las 'telecos'

Telefónica salió mal parada ayer con los resultados de Vodafone. Las malas previsiones del mayor grupo mundial de móvil arrastró a la española, que cayó un 5,56%, mientras los títulos de la compañía británica cedieron un 13,57%. Vodafone cerró su primer trimestre con una facturación de 9.800 millones de libras (12.300 millones de euros), en línea con lo previsto, lo que se tradujo en un crecimiento del 1,7%. Todo gracias a la expansión en países emergentes y a sus altos ingresos por datos, que ascendieron a 664 millones de libras, un 29,4% más.

Pese a ello, el consejero delegado de Vodafone, Arun Sarin, en unas declaraciones que tuvieron un efecto demoledor en los mercados, anunció que revisaba a la baja su previsión de ingresos para el año y señaló directamente a España como causa principal de sus pésimas expectativas, al verse la filial 'particularmente impactada por los efectos económicos y competitivos'. De hecho, Vodafone España ha registrado el crecimiento más lento en un primer trimestre en 13 años.

Esta bomba de relojería ha sido el testamento de Sarin, quien será sustituido el martes por el italiano Vittorio Colao al frente de la operadora británica después de cinco años. Fuentes extraoficiales de la filial española reconocieron que no les queda otro remedio que aceptar 'el papel de culpables' en la crisis desatada ayer por Sarin, pero afirman que los resultados locales 'no son malos'. Ocurre que durante años ' hemos sido la vaca lechera de la que se ha beneficiado el grupo', subrayaron.

'Es un primer aviso de que la situación macro va a afectar también a las telecos'

El resultado de Vodafone evidencia, según algunos expertos, que la estrategia de Sarin de impulsar el negocio en mercados emergentes (con la compra del 52% de Hutchinson Essar, ahora tercer operador de telefonía móvil de la India, y la turca Telsim Mobil) no es suficiente para compensar el escaso crecimiento en los países europeos maduros.

'Es un primer aviso de que la situación macroeconómica también va a afectar a las telecos', señaló ayer a este periódico un analista de Venture Finanzas. 'La caída en Bolsa sufrida por las operadoras indica que el mercado empieza a descontar que las previsiones para final de año empiezan a bajar'.

Otros analistas consultados apuntan que el descenso experimentado por Telefónica ha sido 'un castigo excesivo'. Consideran que la hegemonía que tiene la operadora que preside César Alierta en el negocio fijo-móvil en España le permite mayor resistencia a la crisis que el negocio de Vodafone, centrado casi exclusivamente en la telefonía móvil.

Luis Padrón, analista de Fortis, coincide en este extremo y añade que las cuentas de la filial española de la operadora británica se han visto afectadas, además de por la ralentización económica y el entorno competitivo de los operadores móviles virtuales, por la estrategia seguida en el mercado nacional de apostar por las nuevas altas: han crecido el 40% frente al 16% de Telefónica de abril a junio. 'Ello le ha obligado a un mayor esfuerzo comercial, lo que ha dañado su arpu. También se ha visto afectada por la pérdida de contratos en pymes y entre la población emigrante'.

INTERæpermil;S POR FREENET

Vodafone podría comprar el negocio de ADSL del operador alemán Freenet. Así lo reconoció ayer Jens Kuerten, portavoz de la firma británica a Reuters. El presidente de la filial alemana de Vodafone, Friedrich Joussen, dijo, no obstante, que no pagarán 'cualquier precio' cuando tienen 'suficientes oportunidades de crecer orgánicamente'.

La filial cae en voz y en SMS 'premium'

En Vodafone España vivieron ayer un día complicado. Acostumbrados a ser la punta de lanza de los crecimientos y los beneficios de la multinacional durante años, encajaron mal su nuevo papel de oveja negra del grupo. Fuentes oficiales explicaron que 'los parámetros fundamentales' del negocio en España 'son sólidos y están sanos'. Mencionaron el incremento de clientes en 171.000 en el último trimestre, el aumento de dispositivos de tercera generación en 546.000, con lo que ya poseen la facilidad de acceder a servicios avanzados de datos en movilidad el 35% de la base de usuarios de la filial.

Las fuentes citadas rehusaron comentar las duras valoraciones realizadas por Arun Sarin sobre España, pero se esforzaron en suavizar los elementos negativos de los resultados trimestrales que presentó la filial, en especial el decrecimiento en un 2,5% de los ingresos totales, descontado el efecto de la compra de Tele2.

Señalaron que el consumo de minutos de voz desde marzo ha subido el 8%, pero que los ingresos se han visto afectados por la caída de la tarifa de terminación de llamada, por el adelantamiento de las ofertas de verano que realiza la operadora y por 'el uso más eficiente que los consumidores hacen de sus planes de precios a consecuencia de la crisis'. El aspecto que más resalta de este descenso es la caída en un 35% de los SMS premium (mensajes que se utilizan para participar en programas de TV) y la caída de los ingresos de voz en un 3,9%.