Bolsa de Nueva York

Paulson y el petróleo devuelven al Dow Jones al 11.600

Al mal tiempo, buena cara. Los principales índices de la Bolsa de Nueva York rebotaron en la media sesión y se aferraron a las ganancias en el tramo final, pese a los malos resultados corporativos de la jornada.

De esta forma, el selectivo industrial sumó un 1,18% en la sesión de hoy y se sitúa por encima de los 11.600 puntos. El resto de los índices también protagonizaron un 'sprint' final. El S&P 500 ganó un 1,35% y el Nasdaq un 1,07%.

Al impulso final contribuyó principalmente el precio del petróleo. El barril de Texas, de referencia en Estados Unidos, acumula una caída de casi 18 dólares en las últimas siete sesiones y consigue acomodarse en los 126 dólares, algo que no hacía desde el pasado 16 de junio.

Las palabras de Paulson permitieron al sector de la banca continuar con su empuje alcista, tras el respiro de ayer. Bank of America subió un 11% y ya acumula un 70% en la última semana. La aseguradora de bonos AIG sumó un 6%, mientras que JP Morgan y Citigroup se alzaron un 5,6% y un 4,9%.

DOW JONES 25.679,90 -0,33%
NASDAQ 100 7.376,70 -1,69%
S&P 500 2.840,23 -0,67%

Durante su discurso en la Biblioteca Pública de Nueva York, el secretario del Tesoro señaló que la economía del país "está en buen camino hacia la solución de los trastornos en los mercados y el fortalecimiento del sistema financiero".

Tras su discurso, Paulson acudió a Wall Street buscando el respaldo de los mercados para su plan de ayuda a las compañías Fannie Mae y Freddie Mac e instó al Congreso a que apruebe la propuesta de 25.000 millones de dólares realizada por la Administración Bush para el rescate de las dos firmas hipotecarias. Los títulos de Freddie Mac subieron un 10,86%, mientras que los de Fannie Mae restaron un 5,1%.

Wachovia se convirtió en el mejor valor del S&P 500. Las acciones del cuarto mayor banco de EE UU por activos subieron un 25%, pese a anunciar unas pérdidas netas de 8.855 millones de dólares en el segundo trimestre, frente al beneficio neto de 2.341 millones de dólares del mismo periodo del año anterior. El presidente del banco, Lanty L. Smith, calificó estos resultados de "inaceptables" y anunció un recorte del 87% en la retribución trimestral a sus accionistas con el objetivo de preservar la capitalización del banco.

Las acciones de American Express se desplomaron más de un 7% después anunciar que sus beneficios se redujeron un 38% en el segundo trimestre.

Los mismo ocurrió con Apple. La empresa de Steve Jobs no consiguió sorprender a los inversores, pese a anunciar un incremento del 30% en sus beneficios del segundo trimestre del año. Las acciones de la fabricante del iPhone cayeron un 2,57% al cierre en un alcista Nasdaq 100.