Fondos

Furor por los fondepósitos

La moda de los fondos que invierten en depósitos a corto plazo continuará los próximos meses y seguirá robando cuota a los monetarios.

Furor por los fondepósitoscrisis 'subprime'
Furor por los fondepósitoscrisis 'subprime'

Han sido la revelación de esta temporada y una de las alternativas utilizadas por las gestoras para intentar compensar la sangría de salidas que se ha producido en la industria de los fondos de inversión desde el pasado verano, sobre todo de los monetarios y de la renta variable. El secreto de este éxito reside en que se trata de fondos que ofrecen unas rentabilidades similares a los depósitos bancarios, el principal rival comercial de los fondos de inversión en estos momentos, y al mismo tiempo tienen ventajas fiscales.

'Al llegar el vencimiento del fondepósito no pagas impuestos. A las entidades también les interesan porque supone crecer fuera y dentro de balance', explica Marcelo Casadejús, director de marketing de Ahorro Corporación Financiera, la gestora que más productos de este tipo ha lanzado al mercado español. Este reclamo, junto a la pérdida de atractivo de los monetarios -cuyos rendimientos se han visto mermados en los últimos meses- explica su fuerte crecimiento. Según los datos que maneja el sector, los fondepósitos han atraído este año 2.860 millones de euros y su patrimonio asciende a 3.500 millones.

Entre los fondepósitos, por ejemplo, uno de Banesto ha acumulado una rentabilidad en los últimos 12 meses del 9,04%, según los datos de Inverco, una remuneración que supera con creces la oferta en depósitos tradicionales que ronda el entorno del 6% en el plazo de un año. Entre los monetarios, sin embargo, la rentabilidad media se ha situado en este periodo en el 2,84%, casi la mitad que la inflación (5%).

Su patrimonio alcanza ya los 3.500 millones de euros

Javier Mazarredo, director de negocio global de Santander Asset Management, señala que los monetarios suelen perder atractivo con las subidas de tipos (el BCE endureció su política monetaria en un cuarto de punto, hasta el 4,25%, hace dos semanas). 'En esos momentos, los inversores suelen contratar más depósitos que fondos ya que los primeros prometen rentabilidades futuras y los fondos se miden respecto a su comportamiento en el pasado. En esto salen perdiendo los fondos', explica. Añade que cuando el precio del dinero baje, algo que en su entidad esperan que ocurra en 2009, la situación cambiará, aunque también recuerda que las actuales tensiones en el interbancario, donde el euríbor se ha disparado por encima del 5,4%, no son algo habitual.

Para los próximos meses, los expertos esperan que la moda de los fondepósitos continúe. 'Es de las pocas categorías, junto a los garantizados de renta fija, que puede crecer', afirma Marcelo Casadejús. Este experto augura un panorama para los fondos de inversión un tanto sombrío. 'Si se pierde sólo el 20% del patrimonio nos damos con un canto en los dientes. En este momento llevamos ya un retroceso del 15%'.

En junio, el patrimonio gestionado por los fondos de inversión bajó en otros 10.998 millones de euros, hasta los 279.479 millones, según los últimos datos de Inverco. También se redujo el número de partícipes un 2,6%, con lo que se sitúa en 8,5 millones.

Aún así, aseguran que la agresividad comercial en depósitos tendrá que ceder tarde o temprano. 'No es posible que las entidades financieras paguen tanto dinero por sus necesidades de liquidez. Va a seguir habiendo tensión pero se irá reduciendo en los próximos meses. Y, en teoría, debería empezar a verse una mejora de los rendimientos de las carteras de monetarios, ya que se actualizan cada día, y mejorar hasta el entorno del cinco por ciento', comentan en el sector.

CRISIS SUBPRIME

La oferta de este tipo de productos aún es reducida y apenas alcanza la veintena. La posibilidad de que los fondos invirtieran en depósitos se abrió con el nuevo reglamento del sector, aprobado en 2005. Ahorro Corporación Financiera sacó al mercado el primer producto de este tipo un año después, pero su máximo apogeo lo han alcanzado tras el estallido de la crisis subprime. En estos momentos, sólo tres gestoras (Ahorro Corporación Financiera, Santander Asset Management y Gescooperativo) comercializan estos fondos.

Comisiones más bajas que los monetarios

No sólo baten a los monetarios en rentabilidad sino que también ofrecen unas comisiones más atractivas. En el sector explican que el motivo es que muchos de los fondos de la primera categoría llevan en el mercado mucho tiempo, por lo que las tarifas son bastante más elevadas a las actuales, sobre todo en un momento en el que la industria atraviesa la mayor crisis de su historia y para captar patrimonio las gestoras se han visto obligadas a recortar las comisiones. En Ahorro Corporación Financiera explican que la comisión media de los monetarios se sitúa en el 0,8%, mientras que en los fondepósitos que gestiona esta firma ronda el 0,5%.

Tras la aprobación del nuevo reglamento de instituciones de inversión colectiva y fondos de pensiones, la comisión máxima de gestión se ha igualado para todas las categorías al 2,25%. Antes, la que existía para los monetarios era bastante inferior. Los fondepósitos pueden invertir en depósitos de entidades, que no sean a la vista, y con un vencimiento máximo de un año. Otra peculiaridad es que un producto de este tipo no puede tener más del 20% de su cartera en depósitos de una sola entidad. Esto ha hecho que precisamente las gestoras más activas sean Ahorro Corporación Financiera, de las cajas de ahorros, y Gescooperativo, la gestora de las cajas rurales.