'Telecos', bancos y divisas

Las gestoras renuevan su oferta de productos

Los fondos de inversión viven la peor época de su historia, pero las gestoras siguen batallando por atraer a los inversores. A pesar de los millonarios reembolsos de los últimos meses -casi 51.000 millones desde mayo de 2007, en una sangría continua- la oferta de fondos se ha ido renovando y se ha adaptado a una nueva realidad financiera, a todas luces incierta. Las gestoras de fondos han apostado principalmente por el producto garantizado, pero con estructuras novedosas ligadas a la evolución de sectores o de divisas. Para el inversor más agresivo, las entidades proponen fondos que invierten en los nuevos países emergentes, principalmente africanos.

1. Inflación. BBVA ha sido la primera entidad española en lanzar un fondo ligado a subida de los precios, BBVA Inflación. El producto tiene el atractivo de que la rentabilidad está ligada a la evolución de los precios, en un momento en que la inflación se ha situado en el 5% en tasa interanual a 30 de junio. El fondo es garantizado, con lo que asegura el capital invertido y lo incrementa en la medida que suba el índice de precios al consumo. El producto vence el 30 de julio de 2010.

2. Telecomunicaciones. El castigo bursátil que están sufriendo algunas compañías de telecomunicaciones ha empujado a algunas entidades a lanzar productos ligados a la evolución del sector, máxime cuando las recomendaciones, como en el caso de Telefónica, son muy buenas. Ibercaja y BBVA han lanzado este año dos fondos ligados a este sector. El primero, Ibercaja Podium Telecomunicaciones, es una cartera garantizada ligada a la evolución de Telefónica con vencimiento en abril de 2010 y una TAE máxima del 8,11%. El fondo BBVA Estructurado Telecomunicaciones BP es un fondo global con un objetivo de rentabilidad concreto y no garantizado, ligado a la evolución de dos acciones, Telefónica y la británica Vodafone. Tiene una TAE que puede superar el 16% hasta 2012 si no hay vencimientos anticipados.

3. Finanzas. El sector financiero también ha sido castigado duramente, debido a su exposición a la crisis de las hipotecas subprime. Varias gestoras encuentran oportunidades en el sector y han lanzado fondos que pueden aprovechar su recuperación. En el mercado se encuentran varios tipos de fondos. Por un lado hay garantizados como el BBK Garantizado Finanzas ligado a la evolución de Santander, BBVA y Crédit Agricole en un plazo de tres años y con una rentabilidad máxima superior al 7% TAE. Banif propone un fondo con objetivo de rentabilidad no garantizado a tres años ligado al índice bancario del Stoxx europeo. Este producto es similar al BBVA Estructurado Finanzas BP, ligado a las acciones de BBVA y Santander a un plazo de cinco años. Como novedad, Santander y Sabadell ofertan fondos de renta fija a largo plazo ligado a la evolución de la deuda subordinada de entidades financieras europeas.

4. Divisas. La expectativa de que el dólar se aprecie frente al euro ha impulsado el lanzamiento de fondos ligados al mercado de divisas. Se trata de carteras garantizadas que ganan cuando el euro se deprecia frente al dólar. Algunos de ellos se cubren en caso de que el euro suba, como el Foncaixa Garantía Euro Dólar, que ofrece el 100% de la revalorización del dólar o, en su caso, el 50% de la del euro.

5. Agricultura. El alza desmesurada de las materias primas agrícolas ha dado pie al lanzamiento de fondos que invierten en este mercado. Santander, Allianz y BNP Paribas han lanzado fondos que invierten en este tipo de activo, según datos de VDOS. El de Santander es un garantizado ligado a nueve índices y sectores relacionados con las materias primas agrícolas.

Los MENA toman el relevo a los BRIC

BRIC fue el acrónimo con el que bautizó Goldman Sachs en 2003 a aquellos países emergentes que iban a despuntar y para los que se espera que rebasen a las principales economías del mundo para 2050. Desde entonces, Brasil, Rusia, India y China se han convertido en un tema de moda dentro del mundo financiero y sus Bolsas han experimentado una auténtica edad de oro, hasta el punto de que los fondos emergentes enfocados a estos mercados se encuentran entre los más rentables de los últimos ejercicios.

Después de años de saborear las mieles de los BRIC, va tomando cuerpo un nuevo concepto, los MENA, acrónimo de Middle East North Africa, que en castellano se traduce como Oriente Próximo y Norte de África. 'Por regiones, la conocida por las siglas MENA en inglés ha constituido un foco de inversión por el que el Grupo Santander apuesta con su nuevo fondo Santander Selección África y Pictet Funds con el PTF (Lux) Medio Oriente y Norte de África', explica Paula Mercado, directora de Análisis de VDOS.

La apuesta por estas regiones se apoya, de un lado, en el potencial de crecimiento de los países petroleros de Oriente Próximo, y en las perspectivas de crecimiento del continente africano, del otro.