Congreso del PSOE

El Gobierno de Zapatero nunca avalará ampliar la jornada, según Griñán

El PSOE se ha opuesto hoy de manera tajante a la directiva europea que deja las puertas abiertas a la ampliación de la jornada laboral y ha garantizado que el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero nunca avalará legalmente esta posibilidad.

En rueda de prensa, el ponente principal de la comisión "Globalización económica, un nuevo modelo productivo y estado dinamizador", José Antonio Griñán, ha explicado las líneas principales de ese capítulo de la ponencia marco.

Griñán ha puesto el acento en que la citada directiva de la UE es negativa para la configuración de un modelo social europeo y ha señalado que la comisión se ha pronunciado en contra y se ha comprometido a que en España no se modifiquen las normas de jornada y, especialmente, a no hacer que sea posible mediante el contrato individual esa reforma.

Así las cosas, la propuesta del PSOE es que los contratos individuales no puedan modificar ni derogar las normas sobre jornada laboral, que son imperativas, ha recordado, y que deben ser cumplidas.

Durante la segunda jornada del 37 Congreso Federal del PSOE los delegados han analizado hoy el origen y las causas de la situación económica española, así como las medidas que deberían adoptar el Gobierno y los agentes sociales para fin de recuperar cuanto antes el ritmo de crecimiento, con un rechazo explícito a ampliación de la jornada.

El ponente principal ha aclarado que los socialistas no han debatido sobre la terminología que hay que emplear para referirse a la situación económica.

Griñán ha explicado que el cónclave socialista sí ha estudiado cómo salir en España de una situación de dificultades económicas "sin desequilibrar la política fiscal y presupuestaria".

Ha garantizado, en este contexto, que España puede asumir una situación de crecimiento por debajo del dos por ciento y también el déficit, gracias a la política presupuestaria que ha llevado a cabo el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero.

Después de poner en valor el modelo social europeo, Griñán ha apostado por utilizar los sistemas de prestación social para garantizar que no haya efectos negativos sobre las economías más débiles.

Junto a todo lo anterior, Griñán ha dejado claro que "no se puede estar permanentemente impugnando el sistema fiscal con una especie de competitividad fiscal", para ver "quién suprime, quita o baja más impuestos", porque al final se ve perjudicado el sistema de protección social.

"Si queremos financiar un modelo de protección social como el actual, hay que saber que se sustenta en los impuestos, que deben ser progresivos", ha enfatizado.

A renglón seguido, ha insistido en precisar que existe una "crisis internacional" que afecta a todas las economías y que tiene su origen en unas políticas de "globalización asimétrica", de las que ha responsabilizado a la desregulación de los mercados financieros, sobre todo en Estados Unidos.

El PSOE aboga, asimismo, por que el modelo productivo se adapte de manera acelerada a las nuevas tecnología y a la sociedad de la información, para que las empresas ganen en competitividad.

Sobre la "flexiguridad" que contempla la Estrategia Europea de Empleo, el PSOE ha aceptado muchas enmiendas dirigidas a que la parte relativa a la flexibilidad siempre nazca de la negociación entre agentes sociales y empresarios.

La apuesta por el diálogo social es, en este sentido, la que tiene que conducir a esas fórmulas de mayor flexibilidad, con el añadido de que el Estado debe comprometerse a garantizar la posibilidad de encontrar un empleo a las personas que pierdan su ocupación.

El capítulo de la ponencia relativo a analizar la economía ha recibido 1.153 enmiendas, de las que casi un 70 por ciento han sido incorporadas.