Terrorismo

El Consorcio de Seguros destina 7,8 millones a compensar los daños por atentados de ETA

El Consorcio de Compensación de Seguros destinará 7,8 millones de euros a compensar los daños materiales causados por nueve atentados de la banda terrorista ETA entre enero y junio de 2008, lo que supone más del triple del importe destinado a los once actos terroristas cometidos en el conjunto de 2007 en España, un total de 2,16 millones.

Según los datos presentados hoy por el director general de este organismo, Ignacio Machetti, en el primer semestre del año se han producido atentados en Derio, Getxo y Zamudio (Vizcaya), Calahorra (La Rioja), el barrio bilbaíno de La Peña; Elgoibar, Zarautz y Mondragón (Guipúzcoa) y Legutiano (Alava), en dos de los cuales hubo que lamentar sendas víctimas mortales.

El importe total de las indemnizaciones en los primeros seis meses del año se ha disparado hasta 7,8 millones por el atentado en marzo contra la casa-cuartel de la Guardia Civil de Calahorra, que supondrá al Consorcio un coste de 3,7 millones de euros para hacer frente a 567 expedientes, y por el que sufrió el Club Marítimo de Getxo, que ha desencadenado 101 expedientes por valor de unos 2,7 millones.

Por otro lado, el Consorcio tramitó el pasado año el siniestro individual más importante de daños materiales, el atentado de la T-4 en Barajas perpetrado el 30 de diciembre de 2006, cuyo coste final se situó en 46 millones de euros.

Del importe total de daños materiales en este atentado, los ocasionados en el aeropuerto supusieron unos 34 millones de euros, mientras que los daños en los vehículos (con un total de 1.139 expedientes, todos ya tramitados) alcanzaron los 12 millones de euros.

Después del atentado de Barajas, el terrorismo volvió a manifestarse a lo largo de 2007 en varias ocasiones, hasta un total de 16 actos, de los que cinco tuvieron lugar en el exterior: Afganistán (dos, contra las Fuerzas Armadas), Líbano (contra un convoy de las Fuerzas Armadas), Yemen (contra un convoy de turistas) y Francia (en el que ETA tiroteó a dos agentes de la Guardia Civil).

En total, estos atentados sumaron 18 víctimas mortales y nueve heridos, que pudieron ser indemnizados gracias al reciente cambio introducido para ello en el Estatuto legal del organismo. No obstante, el Consorcio no hace públicos los importes de las indemnizaciones por daños personales por tratarse de datos de carácter privado.

En España, el atentado que generó un mayor número de expedientes por daños materiales el pasado año fue el perpetrado contra un cuartel de la Guardia Civil en Durango (Vizcaya), con 169 siniestros por un valor total estimado en 409.000 euros.