Informe

Los hoteleros afrontan con optimismo el verano, pese a la menor rentabilidad

El sector hotelero afronta con un ¢optimismo moderado¢ la temporada de verano, que será mejor que la de 2007, pese a la pérdida de rentabilidad por el incremento de los costes, según el presidente de la Confederación Española de Hoteles y Alojamientos Turísticos (Cehat), Juan Molas.

El optimismo del sector ante el verano radica en que la demanda no muestra ningún signo de agotamiento, lo que mantendrá los ingresos en un nivel similar al 2007.

Por otro lado, la subida de las tarifas hoteleras de entre un 2 y un 5% podrá compensar en parte el incremento de los gastos, debido al impacto del precio del petróleo sobre los precios de la energía, el transporte, los suministros y la alimentación.

Además de la rentabilidad, otro factor que muestra una tendencia a la baja es la estancia media, tanto del turismo español como el extranjero, que será este verano inferior a la del año pasado prácticamente en todo el litoral, mientras que en las ciudades y destinos de interior, se mantendrá e incluso podría incrementarse.

Molas, que presentó hoy las perspectivas del sector para la temporada estival del Observatorio de la Industria Hotelera Española, elaborado junto con PricewaterhouseCoopers, explicó que el descenso de la estancia media tampoco es un dato negativo, ya que, por otro lado, se han multiplicado los períodos vacacionales de los turistas.

Por ello, se espera que el mes de agosto será, como todos los años, muy importante para el sector, aunque será difícil llegar a un lleno técnico, pero, en cambio, se prevé un buen resultado en septiembre, que puede igualar o superar al de junio.

En cuanto a los mercados emisores, Molas prevé que se reducirá el número de turistas británicos, por la depreciación de la libra con respecto al euro, y en cambio crecerán los procedentes de Alemania, Francia y Escandinavia, estos dos últimos ¢en claro ascenso ya en los primeros meses de 2008¢.

En cuanto al mercado nacional, la patronal ha hecho una llamada de atención a los turistas españoles, cuyo peso en el número total de pernoctaciones hoteleras está disminuyendo frente al segmento extranjero, para que pasen sus vacaciones en España, donde ¢la oferta es muy superior a la que pueden encontrar en otros destinos fuera del país¢.