Aerolíneas

Iberia asegura que retiró su oferta por Spanair pero "sin perder el interés" en ella

Iberia ha retirado su oferta por Spanair sin perder su interés en la operación, aseguró hoy el presidente de la aerolínea, Fernando Conte.

Conte, que asiste a la 64 Asamblea Anual de la Asociación Internacional del Transporte Aéreo (IATA), explicó a los periodistas que tras un proceso de ¢due diligence¢ importante, Iberia hizo al grupo escandinavo SAS, propietario de Spanair, una oferta muy seria, que ¢tenía todos los componentes para ser aceptada o rechazada¢.

Sin embargo, SAS ha demostrado a lo largo de este ejercicio que ¢no estaba satisfecho con nuestra oferta¢, porque de lo contrario, la hubiera adjudicado, ¢es algo claro¢, sentenció.

En opinión de Conte, en el caso de que SAS hubiese tenido sobre la mesa una oferta mejor que la de Iberia, ya habría decidido a favor de otro y si no lo ha hecho es que no la tiene.

A juicio del presidente de Iberia, la pelota está ahora en el tejado de la compañía escandinava, de quien depende si el siguiente paso va a ser que ¢ellos mismos pongan en rentabilidad Spanair o lleguen a algún acuerdo con otra entidad¢.

La propuesta de Iberia contaba con la financiación prevista, así como con ¢los elementos de liberación de las garantías que SAS tiene hoy sobre Spanair¢.

No obstante, desde que Iberia hizo la ¢due diligence¢ de Spanair en el último trimestre del año 2007, el contexto de las cosas ha cambiado mucho.

Conforme pasaba el tiempo, era más obvio que ¢era necesario -aunque desde el principio lo veíamos- llevar a cabo un proceso importante de reestructuración de la aerolínea, para hacer rentable la compañía¢.

En este sentido, el objetivo de Iberia era mantener una compañía independiente, también de alianzas, para que pudiera dar servicio a todas las asociaciones aéreas.

Spanair pertenece a Star Alliance, liderada por Lufthansa, e Iberia a Oneworld, encabezada por British Airways.

Para el equipo directivo de Iberia, también era ¢obvio y necesario¢ tener un pre-acuerdo sindical a fin de poder cerrar el trato sin el cual iba a ser imposible gestionar la compañía el día después, pero ¢tampoco se les dio una autorización clara para este proceso¢, agregó.

Con todos estos elementos valorados, ¢consideramos -sin dejar de tener interés en la operación- retirar la oferta en los términos y condiciones en las que la presentamos en su día¢.

Conte, que no quiso entrar a valorar las diferentes alternativas que tiene ahora SAS para con su filial española, insistió en que el mercado doméstico español necesita una profunda reestructuración.

Y mientras que Iberia tiene los deberes hechos, ya que a lo largo de los dos últimos años ha reducido ¢de forma sustancial¢ su oferta y la ha adecuado a las necesidades del mercado, el conjunto del sector debe hacerlo todavía.

La razón es muy sencilla, ¢no podemos olvidar que se ha puesto en marcha el mayor competidor que hemos tenido nunca el transporte aéreo doméstico: la alta velocidad ferroviaria, pero nadie parece entender las consecuencias que esto tendrá para el sector¢.