Carburantes

Siete 'low cost' dejan de operar por los altos precios del petróleo

El 59% de las aerolíneas cambian de modelo ante la imposibilidad de obtener beneficios con el bajo coste puro

Sobrevivir a los altos precios del petróleo es difícil para las aerolíneas, pero es prácticamente una misión imposible para las llamadas de bajo coste. En estos últimos dos meses se han declarado en bancarrota siete de ellas. La última, la británica Silverjet anunció el cese de sus operaciones el pasado fin de semana.

La aerolínea británica especializada en ofrecer vuelos baratos para la clase de negocios suspendió el sábado todas sus operaciones al no haber recibido la financiación que había comprometido un inversor de los Emiratos Árabes Unidos. La compañía, que cotizó en la Bolsa de Londres hasta el pasado 23 de mayo, señaló que las últimas subidas del precio del petróleo y el empeoramiento de las condiciones crediticias han deteriorado sus reservas de capital.

Silverjet se suma así a la asiática Oasis Hong Kong Airlines (especializada en viejos de largo radio) y las americanas Skybus Airlines, Frontier Airlines, las dos low cost all business (vuelos ejecutivos) Max Jet y Eos y ATA (la décima mayor aerolínea de Estados Unidos), que han tirado la toalla al no poder hacer frente al alza del crudo.

Todas se han declarado formalmente en bancarrota y han suspendido sus vuelos en estas últimas semanas. Los motivos siempre han ido por el mismo camino: no han podido hacer frente al alto precio del carburante, la competencia en el sector aéreo y la desaceleración de la economía estadounidense.

Estos factores han llevado a muchas compañías de bajo coste a reinventarse y a buscar un nuevo modelo de gestión que les permita agrandar los márgenes de beneficio perdidos por la reducción de costes que profesaban en sus orígenes.

Con el alza del crudo como máximo responsable, varios analistas y presidentes de compañías aéreas han presagiado ya el futuro del low cost. Entre ellos, el presidente de Easyjet, que aseguró que la mayoría del sector 'no sobrevivirá a la actual coyuntura'.

Hacia el modelo híbrido

El 59% de las compañías de bajo coste han decidido ya cambiar su modelo de negocio según un informe realizado por Sabre. Son las llamadas aerolíneas híbridas y les caracteriza la ampliación de servicios al pasajero. De ese porcentaje, el 52% tiene rasgos de los modelos de negocios características del bajo coste, como efectuar rutas de punto a punto o utilizar un único modelo de avión, pero han incorporado aspectos propios de las compañías con servicio completo y ya introducen ciertos servicios que permita una diferenciación de pasajeros o han ampliado sus canales de distribución y venta a través de las agencias de viajes.

El otro 7% restante ha incorporado complejidad y servicios a su modelo hasta transformarse en compañías de servicios completos. Mientras, sólo el 41% mantiene las características de low cost, como rutas de punto a punto, un único tipo de aeronave, única configuración de cabina, sin tarifas interlínea o acuerdos de código compartido y venta directa por internet.

Según Sabre, el nuevo modelo híbrido de compañía aérea es más popular que el de las low cost tradicionales. Los datos del proveedor de tecnología confirman que las híbridas transportaron al 64% de los pasajeros de todo el segmento del bajo coste.