Indicadores

El índice de sentimiento económico cae 2,5 puntos en la eurozona y 3,8 en la UE en abril

El indicador de sentimiento económico de la eurozona registró en abril un descenso de 2,5 puntos, hasta situarse en 97,1 puntos, mientras que el conjunto de la Unión Europea descendió en 3,8 puntos, hasta un nivel de 98,1 puntos, según los datos de la Comisión Europea consultados por Europa Press.

Siguiendo una tendencia a la baja desde mediados de 2007, el indicador mostró un deterioro en la UE a pesar del inesperado rebote de marzo. El nuevo debilitamiento de ambas regiones coloca el índice justo por debajo de su media.

En la Eurozona, el retroceso del índice de sentimiento económico refleja descensos en la confianza de todos los sectores, especialmente una caída acusada en servicios y comercio minorista. La caída de la confianza en la UE obedece a factores similares.

De entre las mayores economías de la Europa de los 27, la evolución de los estados fue mixta, con un deterioro considerable en Reino Unido, (-8,9 puntos) y de menor extensión en Países Bajos (-4,5).

España, con un descenso de 3,2 puntos, es el tercer país de entre las mayores economías de la UE en el que más se deterioró la confianza, por delante de Francia (-2,5 puntos), Italia (-1,6 puntos), Polonia (-1,4 puntos) y Alemania (-1,2 puntos).

Desciende también el clima de negocio

Por otro lado, el Indice de Clima de Negocio de la eurozona se desplomó en abril tras la leve mejora de marzo y se situó en 0,44 puntos tras los 0,79 enteros de marzo.

El nivel al que se encuentra el indicador sugiere que, aunque la producción industrial seguirá creciendo por encima de su media histórica, se producirá un debilitamiento en el segundo trimestre.

El retroceso del indicador obedece a que casi todos sus componentes se deterioraron con excepción de las expectativas de producción, que permanecieron sin cambios.

Los gestores de la industria se mostraron más pesimistas con respecto a obedece a los pedidos totales que se deterioraron de manera notable. Las estimaciones de exportaciones y de finalización de producto registraron un descenso más moderado.