Divisas

El euro se deprecia un 1,4% frente al dólar

El cruce del euro contra el dólar vivió ayer su peor jornada desde junio de 2004, al llegar a caer un 1,45% y situarse en el entorno de 1,566 dólares por unidad, desde la frontera de 1,59 del miércoles (el máximo histórico del euro está en los 1,6018 alcanzados el martes pasado). El argumento para el retroceso sufrido radica en el descenso de los índices de confianza empresarial en Francia y Alemania publicados ayer. A estos datos se sumaron los malos resultados presentados por empresas como la aerolínea de bandera alemana Lufthansa.

Pese al fuerte ajuste de ayer, la revalorización acumulada es del 7,3% desde enero. El tipo de cambio efectivo, que mide la evolución de la moneda frente a una cesta de sus 24 principales socios comerciales, se ha revalorizado un 4,35%. Esta apreciación, aunque amortigua el encarecimiento de las materias primas negociadas en dólares, tiene un impacto directo en la competitividad de la actividad exportadora.

La debilidad de EE UU perjudica a todos los activos denominados en dólares, lo que hace que los inversores busquen alternativas de inversión en otras monedas. Esa ya es una fuerza de fondo que sostiene al euro. Al mismo tiempo, la resistencia numantina del BCE a rebajar el precio del dinero desde el 4% también hace más atractivo el euro frente a monedas como el dólar, cuyos tipos están al 2,25%. El euro participa en el 37% de las operaciones realizadas en divisas en el mundo, según datos del Banco de Pagos Internacionales.

Bonos a la baja

Los buenos datos de actividad en EE UU perjudicaron ayer la renta fija europea. El precio del bono alemán a 10 años cayó ayer un 0,34% y la rentabilidad, que transcurre en sentido inverso al precio, se situó en el 4,19%, el nivel más alto en cuatro meses.