Mercados

Wall Street lleva al Ibex a bajar el 4,1% en la semana

Los resultados de General Electric y la caída de la confianza del consumidor en EE UU aceleraron las ventas en la sesión. El S&P cayó el 2,04%, y el Nasdaq, el 2,6%. El Ibex pierde el 4,10% en la semana.

Desaparece el optimismo. Demasiadas noticias negativas han confluido en las últimas sesiones para frenar el rebote que iniciaron las Bolsas a mediados de marzo. Los malos resultados de General Electric o el desplome de la confianza del consumidor de Michigan -cayó al mínimo desde 1982- pusieron el colofón a una semana de decepciones. En este periodo, los mercados se tiñeron de rojo y el Ibex vivió su peor semana desde principios de febrero. Retrocedió un 4,1%, un castigo muy superior al 2,51% del Euro Stoxx. En Wall Street el descalabro fue similar. El Dow Jones cayó el 2,25%, el S&P 500, el 2,74% y el Nasdaq, del 3,41%.

Si hace una semana los pésimos datos de empleo en EE UU no lograron entorpecer la recuperación de la Bolsa, en las últimas sesiones las incertidumbres económicas y empresariales han vuelto a incidir en el sentimiento de mercado. Las mejoras en las condiciones generales de crédito como consecuencia de las últimas medidas aprobadas por la Reserva Federal, a mediados de marzo, habían logrado calmar los nervios. Pero la tregua ha durado poco.

El arranque de la temporada de resultados en EE UU ha traído decepciones y con ellas ha regresado el miedo a que los efectos de la crisis resulten más prolongados de lo esperado hasta el momento. Los malos resultados de General Electric, el conglomerado considerado un barómetro de la economía nacional, no gustaron nada el viernes. El beneficio de la compañía cayó un 6% y si bien es cierto que el área de servicios financieros fue el más perjudicado, otras divisiones como las de salud e industria también sufrieron, algo que el mercado interpretó como una prueba más de que EE UU está en recesión.

General Electric reconoció, además, que los efectos de la crisis probablemente no amainarán este ejercicio y recortó sus previsiones. Una predicción decepcionante que le llevó a caer el 13% en Bolsa el viernes y a desatar fuertes ventas en Wall Street. El Dow Jones cedió el 2,04%, el Nasdaq un 2,61% y el S&P 500, el 2,04%.

Las decepciones causadas por otras empresas emblemáticas como Alcoa o AMD se suman a otras noticias negativas conocidas estos días como las pérdidas de 11.000 millones de dólares de la entidad de ahorro Washington Mutual -cifra que Goldman Sachs teme pueda incrementarse en otros 14.000 millones-, la advertencia de las rebajas de calificación crediticia a cuatro aseguradoras de bonos por parte Standard & Poor's o el intento de Citi de vender con minusvalías préstamos por valor de 12.000 millones de dólares; síntomas claros de que el regreso de la normalidad al sistema financiero aún está lejos. Así, las pocas buenas nuevas que ha conocido el mercado estos días, como la revisión al alza de las expectativas de negocio de Wal Mart, la mayor compañía de distribución estadounidense, quedaron relegadas a un segundo plano.

Todo ello en un entorno marcado por un petróleo en zona de máximos y la resistencia del BCE a bajar los tipos de interés por las presiones inflacionistas. Sin olvidar las fuertes revisiones a la baja de crecimiento mundial por parte del FMI, así como su estimación de que las pérdidas derivadas de la crisis supondrán un billón de dólares a las entidades financieras de todo el mundo.

'Parece probable que los resultados empresariales tiendan a decepcionar en las próximas semanas. Esta circunstancia, combinada con la persistencia de notables presiones inflacionistas, con una crisis crediticia con significado recorrido por delante y con datos económicos predominantemente adversos, no parece el mejorar contexto para las Bolsas', augura Banco Urquijo.

El viernes el Ibex perdió el 1,7% y cerró en 13.278,3 puntos después de llegar a tocar los 14.000 el lunes. Los grandes valores y la banca protagonizaron los retrocesos, al igual que en la semana. De hecho, tan sólo Ferrovial (+1,13%), Enagás (+0,8%) y Sogecable (+0,07%) lograron lograron cerrar las últimas cinco sesiones con alzas acumuladas.

Radiografía de acontecimientos

Lo que ha sido

El FMI. El organismo estima en un billón de dólares las pérdidas para la banca por la crisis crediticia. Al mismo tiempo ha bajado las previsiones de crecimiento para EE UU al 0,5% este año y para España, al 1,8%.

El BCE. Trichet mantuvo los tipos en el 4% y recalcó que su prioridad es mantener la inflación controlada.

La Fed. Las actas de la reunión de la Reserva Federal del 18 de marzo recalcaron la debilidad de la construcción, e incidieron en el deterioro del nivel de riqueza de las familias por la caída de la vivienda y la Bolsa.

Resultados. La temporada de resultados en EE UU arrancó con una revisión a la baja de las expectativas de beneficios al entorno del 12%. Alcoa, AMD y General Electric, entre otras, decepcionaron esta semana.

Indicadores. Ha destacado la subida mayor de lo esperado de los inventarios minoristas y la caída del índice de confianza del consumidor de Michigan.

Lo que viene

Ventas al por menor. El dato de marzo será una de las referencias macroeconómicas de EE UU en una semana cargada de datos. Se prevé un crecimiento del 0%. En febrero cayeron un 0,6%.

El libro beige de la Reserva Federal será otra clave. 'Habrá que mirar de cerca las apreciaciones que se hagan sobre la evolución de los estándares de crédito ya que si la Fed aprecia cierta relajación en la financiación a empresas no financieras, podríamos empezar a ver en pocos meses incrementos en los niveles de actividad, por lo tanto en el empleo y consumo', explica Ibersecurities.

Datos de vivienda como las casas comenzadas en marzo centrarán la atención de una larga lista de referencias que incluirá la producción industrial de marzo, los indicadores adelantados de actividad y de la economía norteamericana, el IPC de marzo de la zona euro o el índice ZEW de confianza en Alemania.