_
_
_
_
Desinversión

Ferrovial prevé vender los inmuebles de BAA en Reino Unido en dos meses

La operación de venta de los activos de la inmobiliaria de BAA, filial británica de Ferrovial, se está alargando por culpa del momento crítico que atraviesa el mercado financiero. El grupo pretendía recibir ofertas vinculantes este mes de marzo por el 50% que tiene en Airport Property Partnership (APP), pero éstas no se concretarán hasta dentro de un par de meses, según reconoció ayer el responsable financiero de BAA, José Leo.

La falta de liquidez en el mercado de capitales está retrasando los planes de desinversión de Ferrovial y su filial BAA en Reino Unido. Tras el traspaso, el pasado 10 de marzo, de World Duty Free -cadena de tiendas libres de impuestos de BAA-, el grupo español quería deshacerse de forma inmediata de los edificios de oficinas y almacenes que la gestora de aeropuertos controla en las inmediaciones de Londres. Una operación que 'puede llevar más tiempo del inicialmente previsto', comentó ayer José Leo, responsable financiero de BAA, en una comparecencia ante inversores y analistas de mercados. Leo calcula que ese impasse puede ser de unos dos meses.

Aunque no ha trascendido la valoración de los inmuebles, distintas fuentes consultadas aseguran que Ferrovial podría captar entre 600 y 700 millones de euros por su participación del 50% de APP. La firma británica Brixton y la estadounidense especializada en parques industriales Prologis son las dos entidades finalistas en un proceso que Ferrovial abrió en cuanto compró BAA, en 2006, y constituyó una cesta de activos no estratégicos.

Tanto Brixton como Prologis ya dieron síntomas de estar lejos del precio pretendido por Ferrovial el pasado mes de febrero, cuando se filtró a la prensa británica que presionaban para que la española rebajara en unos 65 millones de euros la tasación de su paquete en APP.

Más información
CONSULTA LA COTIZACIâN DE FERROVIAL

En todo caso, Ferrovial mantiene que la venta culminará dentro del primer semestre, marco en el que se ha fijado refinanciar la deuda contraída por la adquisición de BAA. Y es que los recursos obtenidos irán directamente a aminorar el peso de los créditos, el mismo camino que van a tomar los 719 millones de euros captados en el citado traspaso de World Duty Free a Autogrill.

La acción de Ferrovial perdió ayer un 5,17%, en una jornada de práctica unanimidad bajista entre los miembros del Ibex 35.

Abre el proceso de refinanciación

En su comparecencia, el director financiero de BAA, José Leo, abrió la espita de la esperada refinanciación de deuda al desvelar que el pasado miércoles arrancaron los contactos con los bonistas. La intención de Ferrovial es migrar bonos por un valor de 4.100 millones de libras (5.220 millones de euros) hacia un nuevo tipo de deuda con grado de inversión (investment grade) respaldada por activos regulados de BAA, como el aeropuerto de Heathrow. En total, Ferrovial busca realizar la mayor colocación de bonos conocida hasta el momento, por un montante de unos 12.000 millones de euros incluidas nuevas emisiones. La parte que no pueda ser colocada será cubierta con un crédito que también se negocia en estos momentos.

La futura estructura financiera de Ferrovial está llamada a reducir costes financieros y ofrecer capacidad a la compañía para acometer sus inversiones. Y es que en los próximos cinco años, BAA mantiene un plan de mejora en sus tres aeropuertos regulados (Heathrow, Stansted y Gatwick) que exige un esfuerzo superior a los 6.000 millones.

Ha sido justo después de conocer las tarifas que podrá aplicar hasta 2013 en Heathrow y Gatwick, cuando el grupo controlado por la familia Del Pino se ha reunido con la Asociación de Aseguradoras Británicas (ABI porsus siglas en inglés). Leo comentó ayer que se ha empezado a hablar del calendario de la refinanciación, pero no ofreció muchos más detalles.

Aeropuertos: Turbulencias en el mercado británico

Aviación Civil quiere más control sobre los reguladosLa Autoridad de Aviación Civil (CAA por sus siglas en inglés) defendió ayer una revisión de la regulación que afecta a los aeropuertos británicos. En un informe enviado a la Comisión de Competencia, aboga por mantener liberalizados la mayor parte, pero pretende influir con más agilidad en los regulados, entre ellos los aeródromos londinenses de Heathrow, Gatwick y Stansted, de BAA.Actualmente, la CAA marca cada quinquenio las tarifas que los aeropuertos pueden cobrar a las aerolíneas. Su intención es poder actuar cuando detecta prácticas contra la competencia y mantener acuerdos de inversión a largo plazo con las empresas gestoras.BAA ya está sujeta a una investigación de Competencia para determimar si debe desinvertir en el área de Londres.Cuatro aerolíneas contra el dominio de BAACada vez son más las voces que se suman contra la cuota de mercado de BAA en el entorno de Londres. Sus tres aeropuertos gestionan el 90% del tráfico que circula por la capital británica, por lo que cuatro aerolíneas, Virgin, Easyjet, Ryanair y BMI, han hecho saber su postura al departamento de Transportes a favor de que una mayor competencia. Las citadas empresas también consideran abusiva la subida de tarifas auspiciada por la CAA.Respecto a estas críticas, que replican las manifestadas por el Parlamento británico el pasado sábado, Ferrovial mantiene una postura contraria a vender cualquiera de sus siete aeropuertos en Reino Unido. A pesar de todo, entre sus planes de futuro figura la posibilidad de que sea obligada a desinvertir.London City, entre los interesados en comprarEl aeropuerto Southend, en Essex, es el último activo tocado por London City Airport. Esta entidad, gestora del aeropuerto del mismo nombre ubicado a unos 10 kilómetros de la capital británica, ha realizado una oferta de 100 millones de libras (127,3 millones de euros).El proceso de venta de Southend fue abierto el pasado mes de enero por la empresa Regional Airports Limited. Entre sus proyectos de ampliación figuran una nueva terminal, aparcamientos e incluso una nueva pista de aterrizaje.London City Airport ya manifestó en noviembre su interés por comprar Gatwick a Ferrovial si las autoridades de Competencia exigían desinversiones en el entorno de Londres, donde la española controla Heathrow, Gatwick y Stansted a través de su filial BAA.

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Archivado En

_
_