Coste de la vida

Barcelona le pisa los talones a NY

La fuerte depreciación del dólar y la fortaleza del euro han modificado el orden de las ciudades más caras del mundo, permitiendo que Nueva York sea más atractiva para que un europeo realice un viaje de compras, mientras que Barcelona es ahora un 22% más cara que Hong Kong y se acerca peligrosamente a Nueva York.

Así lo revela el informe Precios e Ingresos publicado hoy por el banco UBS, que mantiene a Oslo, Copenhague y Londres, por ese orden, como las ciudades más caras del mundo.

Sin embargo, las variaciones sufridas por las divisas, además de la influencia de los precios de la vivienda y el nivel de inflación, han supuesto que ciudades que hasta hace dos años no figuraban entre las más costosas hayan saltado a los primeros lugares.

Es el caso de Dublín, que en el último estudio de UBS en 2006 se encontraba en el décimo tercer lugar y ahora es considerada la cuarta capital más cara del mundo, desplazando a la quinta posición a Zúrich, el centro financiero de Suiza.

Le siguen Estocolmo, Helsinki, Ginebra, París y Viena. En cambio, Nueva York es considerada ahora la décimo octava metrópoli más cara, por detrás de Fráncfort y Amsterdam y sólo dos lugares por delante de Barcelona, mientras que Madrid se ubica cuatro lugares por debajo de la ciudad catalana.

Sin embargo, existen matices importantes, pues si en el cálculo se tiene en cuenta el coste de los alquileres, Nueva York sube al quinto lugar como ciudad más cara.

Por el contrario, las ciudades del sur de Asia y Latinoamérica son consideras las más baratas, aunque con excepciones.

La más notoria es la de Caracas, que sube diez posiciones y se ubica en el puesto 37, por delante de Moscú, considerada en Europa una ciudad cara.

Los expertos del banco suizo explican que la capital venezolana es tan cara como Singapur debido a que la inflación se ha disparado hasta niveles que están entre los más altos de las 71 urbes consideradas en el estudio. Ocho lugares por detrás de Caracas está Sao Paulo y justo después Río de Janeiro, y cuatro posiciones después Santiago de Chile, en el puesto 50.

La expansión de China e India no hace subir a sus ciudades

Si de comparaciones se trata, Bombay aparece tan cara como Ciudad de México, mientras que Sudáfrica e Indonesia aumentan su atractivo como destinos turísticos debido a la depreciación de sus monedas, en tanto que Shangai y Pekín siguen figurando como "poco caras" si se considera el boom de la economía china y la alta tasa de inflación.

Pasando al nivel de ingreso bruto, los trabajadores de Copenhague, Oslo y Zúrich son los que más ganan, pero si se trata de ingreso neto son los de esa última metrópoli los que más se llevan a casa.

En cambio, los salarios en EE UU sufren el impacto de la depreciación del dólar y han empujado a los asalariados de Chicago y Nueva York a las posiciones once y trece.

A este respecto, Barcelona queda en el puesto 26 y Madrid en el 30, mientras que las primeras ciudades sudamericanas en figurar son Sao Paolo (41), Santiago de Chile (50) y Río de Janeiro (51), y Caracas se queda en el lugar 55.