Nueva York

Los problemas de liquidez de Bear Stearns castigan a Wall Street

Semana de duro trabajo para la Fed que anunció nuevas inyecciones de liquidez para el sistema financiero y que además tuvo que salir el viernes en ayuda de Bears Stearns, que después de negar los rumores durante varias sesiones no le quedó más remedio que reconocer sus problemas de liquidez y vio como sus acciones se hundían un 46%.

Cuando el río suena, agua lleva. Después de varias jornadas de rumores sobre la liquidez de Bear Stearns, la entidad se ha visto obligada a reconocer deterioro significativo de su liquidez en las últimas 24 horas y ha alcanzado un acuerdo con JPMorgan Chase y la Reserva Federal de Nueva York, que le proporcionarán una línea de financiación garantizada.

Bear Stearns no ha podido esperar a la inyección de la Fed prevista para el próximo martes, que acordó junto con el BCE y otros grandes bancos centrales ha solicitado ayuda, lo que ha causado el hundimiento del 46,65% de sus títulos, y ha dañado a la maltrecha confianza de los inversores en Estados Unidos.

El desánimo ha cundido en Wall Street que ha visto como el selectivo Dow Jones cedía cerca del 3%, aunque al cierre de la sesión sus pérdidas fueron del 1,6%. Mayores fueron las caídas para el S&P, que restó un 2,08%, y el Nasdaq cayó un 2,26%.

Además, el indicador de volatilidad del mercado de opciones y futuros de Chicago, conocido como VIX o 'índice del miedo', subía un 19%, su mayor avance de los últimos cuatro meses, hasta los 32,49 puntos, lo que de mantenerse situaría al indicador en su nivel más alto en cinco años.

En el selectivo Dow Jones, tan sólo dos valores sostuvieron el viernes los números verdes. Boeing ganó un 2,86% y Alcoa un leve 0,05% en una tendencia generalizada de pérdidas, donde General Motors e Intel perdieron un 5,47 y 2,91%, respectivamente.

La Fed salva el cierre semanal del Dow Jones

Con todo, al cierre de la semana la tendencia fue mixta para los índices. El selectivo Dow Jones ganó un 0,48% sostenido por al anuncio por parte de los grandes bancos centrales de una nueva inyección de liquidez, mientras que el Nasdaq finalizó plano y el S&P cayó un 0,40%.

Las entidades financieras fueron las grandes protagonistas de la semana. La más perjudicada ha sido Bear Stearns, con un desplome del 56,79%, seguido de la aseguradora de bonos Ambac, que recortó un 33,68%, Lehman con un 14,26%. Por su parte, Citigroup cedió un 4,88% semanal, la aseguradora AIG un 3,85% y JP Morgan un 2,32%.

Mientras que en el terreno de las subidas destacaron Caterpillar, con un 7,39%, General Electric y Alcoa, que sumaron un 5,37 y 5,05%, respectivamente.

Semana de máximos para las materias primas y las divisas. El euro batió el jueves un nuevo récord frente al dólar tras sobrepasar la marca de los 1,56 dólares, lo que provocó la subida del crudo. El crudo de Texas, de referencia en Europa, cerró marcó su último máximo en 108,02 dólares, aunque cerró a 107,55 unidades. Mientras que el Texas pulverizó varias marcas hasta tocar la barrera de los 111 dólares. Por su parte, el oro superó la barrera de los 1.000 dólares por onza.