Reunión del BCE

El BCE recorta sus previsiones de crecimiento y eleva las de inflación

El Banco Central Europeo (BCE) revisó hoy a la baja las previsiones de crecimiento para los países de la zona del euro en 2008 y al alza las de inflación por el incremento de los precios de los alimentos y de la energía. Su presidente, Jean Claude Trichet, constató hoy la existencia de fuertes presiones inflacionistas al alza a corto plazo, así como riesgos al alza a medio plazo para la estabilidad de precios.

El presidente del BCE, Jean Claude Trichet, dijo en rueda de prensa que debido a la ralentización económica en EEUU y la persistente crisis crediticia, la entidad prevé ahora un crecimiento del área euro para el conjunto del año de entre el 1,3 y el 2,1%, en comparación con la horquilla del 1,5 y el 2,5% pronosticada en diciembre del pasado año.

Respecto a la inflación, el BCE prevé para 2008 una tasa de entre el 2,6 y el 3,2%, mientras que en sus pronósticos de finales de año la había situado entre el 2,0 y el 3,0%.

Alerta sobre las presiones inflacionistas

Además, Trichet, constató hoy la existencia de "muy fuertes" presiones inflacionistas al alza a corto plazo, así como riesgos al alza a medio plazo para la estabilidad de precios, mientras que apuntó una moderación de la actividad económica en la eurozona.

El banquero reiteró el carácter ¢primordial¢ de mantener la estabilidad de precios y lograr el anclaje de las expectativas de inflación.

El máximo responsable de la política monetaria de la zona euro reiteró que la institución permanece constantemente alerta y lista para cumplir su mandato de garantizar la estabilidad de precios y evitar la materialización de efectos de segunda ronda.

Previamente, el consejo de gobierno del Banco Central Europeo (BCE) ha decidido mantener por unanimidad los tipos de interés en el 4%, después de que el euro batiera hoy un nuevo récord frente al dólar. Su presidente, Jean-Claude Trichet, ha optado por la cautela al dejar inalterables las tasas en el nivel más alto de los últimos seis años, debido a las presiones inflacionistas existentes por el encarecimiento de la energía y los alimentos.

Un BCE "sobrepoderoso"

El director ejecutivo del Fondo Monetario Internacional (FMI), Dominique Strauss-Kahn, consideró recientemente que ¢el problema del euro es que el BCE, que cumple bien su trabajo para contener la inflación, es sobrepoderoso¢ y ¢no tiene contrapeso político en la persona de un verdadero ministro europeo de Finanzas encargado del crecimiento¢. El principal mandato de la entidad monetaria europea es asegurar la estabilidad de precios, que define como una tasa de inflación cercana pero siempre por bajo del 2%.

La actual fortaleza del euro, que se cambia a máximos históricos por encima de 1,53 dólares, compensa parcialmente la subida del precio del petróleo y otras materias primas, cuya factura se paga en dólares. La divisa europea batió hoy un récord frente al billete verde en 1,5347 dólares, tras haber superado ayer la marca de los 1,53 dólares por lo que se ha apreciado un 5% desde la anterior reunión del consejo de gobierno del BCE.

Entre diciembre de 2005 y junio de 2007, el BCE incrementó los tipos de interés en ocho ocasiones en un total de 2 puntos porcentuales, hasta el nivel actual, pero tras el estallido de la crisis financiera en agosto del año pasado no ha vuelto a modificar las tasas.

La inflación de la zona del euro se situó en febrero por segundo mes consecutivo en el 3,2%, la tasa más alta desde 1997, según la oficina de estadística europea Eurostat.