Mercados financieros

La Bolsa retrocede un 1,81% y pierde el soporte de los 12.700

Con la economía estadounidense en primer plano, las Bolsas sufrieron ayer nuevas caídas. El Ibex cedió un 1,81% y sumó su cuarto descenso consecutivo hasta perder la cota de los 12.700, considerada un soporte importante.

La tendencia de los mercados sigue siendo claramente bajista. Las Bolsas volvieron ayer a sufrir fuertes descensos afectadas por los temores a la entrada en recesión de la economía estadounidense. El último capítulo lo protagonizó ayer el presidente de la Reserva Federal, Ben Bernanke, quien instó a los bancos a provisionar más deuda hipotecaria y urgió a mejorar las condiciones de las hipotecas con mayor riesgo de impago.

Los mercados europeos habían iniciado la sesión a la baja, pero acusaron el descenso tras la negativa apertura de Wall Street. El Ibex 35 cerró con un retroceso del 1,81%, en la que fue su cuarta jornada de descensos, periodo en el que ha acumulado una merma del 6,12%. Al cierre, el índice cotizaba en los 12.6630,1 puntos, nivel que se encuentra por debajo de la cota 12.700, considerada por los analistas como un soporte importante para la Bolsa española. La siguiente referencia de peso se sitúa ya en los 12.000 puntos.

En el resto de Europa los descensos fueron del mismo calado. El Dax de Fráncfort sufrió la mayor caída de la jornada, del 2,17%, en tanto que el Footsie londinense y el Cac parisino retrocedieron un 0,87% y un 1,41%, respectivamente.

La caída se agravó tras las advertencias de Bernanke al sector hipotecario

Los sectores tecnológico y de automoción lideraron los descensos en Europa, mientras que en España fueron las constructoras las que más sufrieron. Sacyr y FCC cedieron un 5,74% y un 4,08%, respectivamente, aunque la mayor caída fue para Cintra, con un 5,75%. Colonial perdió un 5,74% antes de ser suspendida por la CNMV a las 12:30 para que el fondo Investment Corporation of Dubai aclare si tiene intención de modificar su oferta sobre la compañía española.

Tan sólo Ferrovial, Grifols e Iberdrola cerraron al alza. Entre los pesos pesados, Santander y BBVA cerraron con retrocesos del 1,71% y del 2,09%. Telefónica perdió un 2,39%.

El volumen negociado durante la sesión volvió a ser modesto. En el mercado continuo se intercambiaron acciones por valor de 4.063 millones de euros. La media diaria en febrero ha sido de 4.851 millones.

Wall Street se rindió al pesimismo al comienzo de la sesión, pero después moderó su caída y al cierre perdió tan sólo un 0,37%. Además de las palabras de Ben Bernanke, los inversores reaccionaron con ventas a la rebaja de previsiones de beneficios de algunas casas de análisis para Citigroup y Goldman Sachs. Intel, asimismo, advirtió de que el descenso de los precios mermará sus beneficios. El S&P 500 bajó un 0,34% y el Nasdaq cerró en positivo, con una subida del 0,07%.