El tipo de cambio, en máximos

El euro se dispara a 1,51 dólares

La divisa europea se benefició ayer con avidez de la creciente debilidad de la economía estadounidense. Superó la cota de los 1,50 dólares y marcó un máximo intradía de 1,5144. La Fed envió un mensaje en el que vuelve a primar el crecimiento sobre el control de los precios y ello a pesar de un nuevo récord histórico del petróleo.

El euro y el petróleo rompen máximos
El euro y el petróleo rompen máximos

Las muestras cada vez más evidentes de desaceleración económica en Estados Unidos están alimentando la probabilidad de que la mayor economía del mundo entre en recesión y dejan un claro ganador. El euro se nutre estos días del mal que aqueja a la economía del billete verde y ayer registró una jornada histórica. Se apreció hasta el nivel récord de 1,5144 dólares, sin que haya nubes en el horizonte más inmediato que presagien una pausa abrupta.

La divisa europea acumula cada día factores a favor de la continuidad de su avance sobre el dólar. El martes fue el buen dato de confianza empresarial alemana frente al descenso de la confianza del consumidor estadounidense y la caída de los precios de la vivienda en EE UU. El euro sacó provecho y superó el que era el máximo histórico hasta entonces, los 1,4967 dólares alcanzados en el pasado mes de noviembre.

Pero ayer tuvo su día grande al rebasar con claridad la cota mítica de los 1,50 dólares, con lo que saltaron las resistencias que hasta ahora contenían su avance. Desde el estallido de la crisis hipotecaria subprime y del inicio de los recortes de tipos en Estados Unidos -del 5,25% en septiembre al 3% del recorte del pasado 30 de enero-, el euro se ha movido en un rango entre los 1,44 y los 1,49 dólares, al tiempo que ha ido ganando terreno al dólar como divisa entre las reservas internacionales en moneda extranjera. Y una vez que ha entrado en el terreno inexplorado de los 1,51 dólares, los analistas prevén que el euro pueda apreciarse en las próximas semanas incluso hasta los 1,55 dólares.

El euro gana el 11% desde el inicio de la crisis 'subprime'

Además del nuevo mínimo frente al euro, el denominado índice dólar -que sigue la evolución del billete verde contra una cesta de seis divisas internacionales-, cayó ayer al menor nivel desde su creación, en 1973. El dólar marcó también mínimo histórico ante el franco suizo y descendió a la cota más baja en 23 años ante el dólar australiano. El retroceso del billete verde tuvo como contrapartida el avance de las materias primas y el oro marcó un nuevo récord en los 964,99 dólares.

Lejos de alimentarse con la expectativa de una subida de tipos en la zona euro, el euro se beneficia de la creencia de nuevos recortes del precio del dinero en Estados Unidos. Los analistas apuntan a un recorte de al menos otros 25 puntos básicos en la reunión del próximo 18 de marzo, hasta el 2,75%, una tesis que ayer recibió nuevos argumentos.

Los inversores conocieron que la venta de viviendas nuevas en Estados Unidos registró en enero su nivel más bajo desde 1995, en las 588.000 unidades en tasa anualizada, mientras que los pedidos de bienes duraderos, el otro indicador macroeconómico del día, registraron el mayor retroceso en cinco meses, un descenso más pronunciado del previsto.

El discurso de la Fed

Sin embargo, fue la propia Reserva Federal la que terminó por dar el golpe de gracia al dólar. En su discurso ante la Cámara de Representantes, su presidente, Ben Bernanke dejó de nuevo la puerta abierta a otro recorte en los tipos de interés. 'La Fed evaluará cuidadosamente la información entrante sobre el panorama económico y actuará de manera oportuna en caso de que sea necesario para apuntalar el crecimiento', sentenció el presidente de la Reserva Federal.

Bernanke reconoció que existe una presión inflacionista 'levemente' superior ante la escalada de los precios de las materias primas y del petróleo, que ayer marcó también máximo histórico sobre los 102 dólares el barril West Texas. Pero no dio prioridad en su discurso al control de los precios, en contraste con el reiterado mensaje del BCE. De hecho, y en las antípodas de la Fed, el presidente del Bundesbank Axel Weber, advirtió ayer que el mercado subestima los riesgos de un recorte de tipos a la vista de los actuales niveles de inflación.

Los expertos calculan que el BCE no decidirá un recorte de tipos hasta el segundo trimestre. Ese podría ser el punto de inflexión definitivo para el cambio de tendencia en el euro que prevén los expertos. Según un sondeo de Bloomberg, el euro habría cedido hasta los 1,45 dólares a mitad de año.

Zigzag para el Ibex, que salva los 13.400

Lo que ayer fue malo para el dólar, sentó bien en cambio a la Bolsa. El mensaje de la Fed proclive a otra rebaja de tipos en la reunión del 18 de marzo logró rescatar al Ibex del terreno negativo. Tras el repunte del 2,13% de la víspera, la jornada prometía ser de recogida de beneficios y el selectivo español llegó a perder en algunos momentos el 1,3%. Pero logró finalmente salvar los 13.400 puntos con una leve subida del 0,13%. El mercado también se hizo eco del levantamiento de los límites de inversión decidido para las financieras estadounidenses Freddie Mac y Fannie Mae, que llevó cierto alivio al mercado hipotecario y sostuvo el tono de Wall Street.

Gamesa, que hoy publica sus resultados, despuntó con un alza del 3,4%, sólo superada en el Ibex por el 3,8% de Iberia. Colonial en cambio perdió el 7,65%.