El tipo de cambio, en máximos

La divisa fuerte reduce el beneficio en América Latina

La menor consolidación de resultados, principal efecto en el Ibex.

No es la Bolsa del área euro la que queda más afectada por la revalorización de la moneda europea frente a la estadounidense, pero la repercusión de la divisa fuerte en las empresas del Ibex y, en general, en las del mercado continuo, no es baladí. Porque, si bien el perfil de la empresa española típica no es el de un grupo exportador, sí son valores internacionalizados, con significativa presencia en áreas como América Latina que están en la esfera de influencia del dólar. Y esto les puede suponer una reducción en la consolidación de sus resultados al trasladar los obtenidos en monedas locales a euros.

'El impacto negativo en las empresas europeas por esta trayectoria se produciría por varios factores. El más inmediato y cuantificable es por el recorte de ingresos o beneficios en las ventas en Estados Unidos o áreas influidas por la moneda americana. Otro sería por la posible pérdida de competitividad en esos mercados frente a empresas estadounidenses', señala Jesús Muela, de GVC.

No obstante, añade que en el caso de las compañías españolas hay que tener en cuenta que la mayoría -Santander, BBVA, Telefónica, Repsol, Inditex, Acerinos, Gamesa o las eléctricas- han optado por instalarse en esos países, por lo que los costes también los tienen en esas divisas. Como consecuencia, sus márgenes no se resienten, aunque sí los beneficios del grupo por los dividendos o plusvalías obtenidos de sus filiales.

Jordi Padilla, director de renta variable de Atlas Capital, subraya que el efecto en la competitividad de las empresas europeas es innegable, y que no sólo se recorta en Estados Unidos o el área dólar; también se pueden resentir las exportaciones en el propio mercado interior o en terceros mercados, como los asiáticos.

En opinión de la mayor parte de los expertos, las empresas industriales serán las más perjudicadas. Jordi Padilla cita, en particular, varios sectores europeos: el automovilístico, las grandes de alimentación -como Unilever, Cadbury Schweppes o Nestlé-, los fabricantes de móviles -Nokia-, e incluso financieras como Aegón. Por el contrario, añade que no se puede hablar de europeas beneficiadas por esta tormenta monetaria.

David Navarro, gestor de Inversis, considera que por países las empresas francesas serán las más afectadas negativamente, ya que la balanza de pagos de ese país muestra la mayor dependencia de las exportaciones a Estados Unidos y Canadá. Y, aunque sus ventas se reparten por todo el mundo, nombra a EADS, como ejemplo de compañía muy perjudicada. Por el contrario, Alemania coloca el 80% de sus exportaciones en el área euro.

Como muestra de que este efecto monetario es complejo están las petroleras europeas, entre ellas Repsol. Es el paradigma de una empresa con un comportamiento empujado por dos fuerzas relacionadas, pero divergentes. Por un lado, obtiene ingresos más elevados en exploración y producción por la subida de la cotización de crudo, que se mueve a la inversa que la moneda americana.

Pero, por otra parte, le perjudica que esta actividad se facture en dólares y, asimismo, reduce beneficios por su fuerte presencia en varios países latinoamericanos. En los nueve primeros meses de este año la depreciación del dólar empeoró su resultados en 109 millones de euros.

La opinión de los analistas

David Cano. AFI

'Hay un problema claro de superación de niveles técnicos y una consiguiente sobrerreacción del euro. El tope estaba en los 1,49 dólares y al quedar superado, se suceden las órdenes de compra. Hay riesgo por tanto de que el dólar se siga depreciando, aunque no haya motivos para ello desde el punto de vista macroeconómico', señala David, Cano, analista de AFI, para quien el avance del euro añade presión sobre el BCE para una bajada de tipos. 'La zona euro no puede resistir la desaceleración económica de EE UU y también el alza del euro'.

Juan Antonio Cabrera. Caja Madrid

'El euro podría llegar a los 1,55 dólares, después de romper el rango lateral en que se movía en los últimos meses, entre los 1,43 y 1,49 dólares. Se confirma la desaceleración económica de EE UU y el hecho de que los problemas van más allá del rating de las aseguradoras de bonos', señalan desde el Servicio de Estudios de Caja Madrid, donde no prevén que el Banco Central Europeo se decida a bajar los tipos antes del mes de mayo. 'No vemos disposición para ello. Además, la inflación debería moderarse un poco', añade Cabrera.

Alexis Ortega. Finagentes

'O el euro vuelve al rango entre los 1,44 y los 1,49 dólares en un par de días o se va a disparar a niveles de entre 1,53 y 1,55 dólares. Dependerá en buena parte del mensaje que lance la Reserva Federal sobre la inflación, de que no parezca que desatiende los precios en favor de un exceso de fe en el crecimiento económico. Infundir una expectativa de inflación a la baja por parte de Ben Bernanke es crucial para que, efectivamente, la inflación baje. Si ese mensaje cala, se puede suavizar el retroceso del dólar'.

Xavier Segura. Caixa Catalunya

'Los últimos indicadores económicos de Estados Unidos son de debilidad, lo que está favoreciendo la tesis de una entrada en recesión y la expectativa de una próxima bajada de tipos por parte de la Fed de entre un cuarto o medio punto. Esto juega en contra del dólar y a favor del avance del euro, que ejerce a su vez mayor presión inflacionista sobre el Banco Central Europeo. No vemos sin embargo un cambio de planes respecto a los tipos en la zona euro. El BCE sigue muy de cerca el alza del petróleo y las materias primas'.

Valores muy implicados

EADS

A la empresa aeronáutica europea se le hace más difícil competir con la estadounidense Boeing cuando el dólar pierde fuerza. Lo directivos de EADS han advertido que algunos de sus aparatos corren peligro si no se toman medidas. Uno de sus planes es deslocalizar producción. Ayer bajó un 2,55%.

Volkswagen

La compañía automovilística alemana es una de las más afectadas de sus sector, ya que el mercado estadounidense es importante para el grupo pero no cuenta con plantas en ese país como sus competidoras BMW y Mercedes. Los expertos tambíén citan al grupo Renault, que cuentan con una importante cuota en América Latina.

Siemens

El efecto en esta empresa de bienes de equipo es más complejo. Aunque la subida del euro le afecta negativamente como a todas las industriales, puede defenderse por su elevada presencia en el mercado asiático, especialmente en China. Ayer ganó un 0,49%.

Unilever

Las empresas europeas que fabrican productos de consumo -entre ellas las de alimentación, cuidado personal y farmacéuticas- se ven perjudicadas por la subida del euro. Una es la holandesa Unilever. El mercado de EE UU es uno de los más importantes.

En la banca

BBVA. La implicación en resultados para esta entidad le viene básicamente por su filial estadounidense Compass y por la mexicana Bancomer. En conjunto el tipo de cambio ha tenido un impacto negativo de 5 puntos en 2007

Santander. Los datos de sus resultados del pasado año muestran que los resultados de América Latina crecieron un 27% en dólares y sólo un 17% en euros.