Mercados

Telefónica no impide al Ibex cerrar la segunda semana al alza del año

Las advertencias de los bancos centrales de EE UU y de Europa, que han alertado de que la desaceleración económica es más profunda de lo previsto, han restado fuerza a la recuperación que venían protagonizando las bolsas en los últimos días.

Sin embargo, la sangre no ha llegado al río y los principales índices del Viejo Continente han logrado echar el cierre a la semana con números verdes. El Ibex 35 partirá el próximo lunes de los 13.073 puntos, tras subir un 1,07% en los últimos cinco días y reduciendo las pérdidas anuales al 13,89%.

El multimillonario Warren Buffet insufló optimismo a las bolsas el pasado martes al ofrecerse a asumir las obligaciones de las aseguradoras de bonos castigadas por la crisis restando parte del sentimiento negativo que sigue penalizando. Los efectos de la crisis 'subprime' siguen cobrándose nuevas víctimas. El banco suizo UBS ha revelado una exposición de 80.000 millones de dólares a préstamos de alto riesgo. Otros bancos europeos, como Natixis o Commerzbank han anunciado sus cuentas esta semana, mostrándose también muy golpeados por la crisis de las hipotecas de alto riesgo.

En el mercado español, los constantes rumores sobre movimientos corporativos han sido en los últimos días los motores de muchas compañías. El sector eléctrico no deja de acaparar las miradas del mercado ante la posibilidad de que Iberdrola sea objeto de una opa o que, al menos se produzcan movimientos en su accionariado. Sus títulos han subido en los últimos cinco días un 1,09%. Sin embargo, no ha sido el valor del sector energético más rentable en la semana. Repsol se ha colocado entre los mejores de la semana con un repunte del 7,29%. Un informe positivo de Goldman Sachs que había reiniciado la cobertura de Goldman Sachs incluyendo al valor en su lista de valores favoritos con una recomendación de compra ha sido el motor de la petrolera hispano-argentina.

El puesto del mejor valor de la semana ha sido para Colonial. El baile de pretendientes que sigue presidiendo la inmobiliaria ha sentado bien al valor que en la semana se ha revalorizado un 14,81% reduciendo sus pérdidas anuales al 0,4%. El mercado especula con la posibilidad de que los bancos acreedores de la inmobiliaria han podido rechazar la oferta de un fondo holandés por el 3% de la misma. Además, ha contado con una buena recomendación de Fortis que aconseja comprar acciones.

Iberia también se ha visto impulsada por nuevos movimientos corporativos en el sector de las aerolíneas. La compañía española ha recuperado un 4,82% a pesar de que un informe de Banesto Bolsa redujera la recomendación desde infraponderar a vender. Estos expertos creen que la compañía no va a recibir ninguna oferta de compra con lo que pierde la prima por movimientos corporativos con la que estaba cotizando.

Dentro del grupo de los valores con más peso del parqué, los dos grandes bancos se han sumado a Iberdrola y Repsol en el pelotón de los ganadores. BBVA ha despedido la tercera sesión de febrero con un avance del 0,12% mientras que las acciones de Santander han despedio la semana en tablas. No ha corrido tan buena suerte Telefónica, cuyas pérdidas de los últimos cinco días han sido del 2,33%.

Fuera del Continuo llama la atención de Solaria. La compañía de energía solar, que presentó resultados ayer, ha perdido un 5,24% en la semana, sobre todo por la caída del 15,94% sufrida hoy. Un peor resultado en su división de paneles ha penalizado al valor en bolsa que a pesar de eso gana más de un 50% desde que salió a bolsa el 19 de junio a 9,50 euros.

La semana que viene

La próxima semana comenzará sin la referencia de Wall Street que cierre por la festividad del Dia de los Presidentes. Desde Urquijo Bolsa, señalan que las bolsas europeas pueden encontrar cierto apoyo en la campaña de resultados que continuará la semana que viene. En España, las especulaciones sobre operaciones corporativas en el sector energético, también mantendrán la atención. En Francia comenzará la ampliación de capital de Société Genéralé, para tapar los efectos del "agujero" de los 5.000 millones de euros del recién conocido fraude y también de la crisis crediticia.

El Banco Central Europeo (BCE) fijó hoy el cambio oficial del euro en 1,4674 dólares.