Consejo de Ministros

Solbes reitera que el Gobierno lleva desde 2004 tomando medidas contra la desaceleración

El vicepresidente segundo del Gobierno, Pedro Solbes, insistió hoy en que el Gobierno "viene tomando medidas desde 2004" para hacer frente a los riesgos de una desaceleración, que es "muy posible se vaya produciendo este año", y volvió a rechazar planes de choque que serían "contraproducentes".

En la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, Solbes recordó que no sólo España, sino el conjunto de la UE, está de acuerdo en que no se deben aplicar en Europa medidas urgentes para afrontar la desaceleración como las tomadas por Estados Unidos, porque serían "alivios inmediatos" pero introducirían "distorsiones económicas y presiones inflacionistas a medio plazo".

No obstante, Solbes señaló que sí se están tomando medidas coyunturales, entre las que citó actuaciones de inversión en Fomento, el mercado eléctrico, vivienda o I+D+i y añadió que el Gobierno va a seguir tomando decisiones para ayudar a la economía porque "no tiene sentido que porque haya un proceso electoral se paralicen las gestiones pendientes".

"Posible" bajada de tipos

Igualmente, el ministro de Economía y Hacienda afirmó hoy que el descenso previsto de la inflación en la zona euro a partir de marzo o abril abre "más posibilidades" para que el Banco Central Europeo acometa bajadas de tipos de interés. "Lógicamente este tema lo tiene que tomar en consideración", añadió.

Al término de la reunión del Consejo de Ministros, Solbes indicó que, en cualquier caso, sacar la conclusión de que la política monetaria del BCE tendrá un "comportamiento equivalente" a la de la Reserva Federal -que está bajando el precio del dinero- es "una conclusión excesiva".

En este sentido, el ministro recordó que el BCE no toma sus decisiones de política monetaria en función de la inflación presente, sino teniendo en cuenta las expectativas futuras de subidas de precios.

"Lo que sin duda alguna la caída de la inflación abre es más posibilidades de reducción de tipos, pero el BCE cree que hay otros elementos, que también juegan su papel, como es la evolución de la M3, para tomar sus decisiones", subrayó.