Tormenta en los mercados

Wall Street sostiene las Bolsas europeas en espera de un recorte de tipos

El mal dato de ventas de viviendas de nueva construcción en EE UU en 2007 ha alimentado las expectativas de un nuevo recorte de tipos de interés. La Reserva Federal se reúne hoy y mañana, día en el que dará a conocer su veredicto. Wall Street cerró con subidas de más del 1% y Europa mermó las pérdidas.

Hay nervios en los mercados. Cada sesión es impredecible y para los expertos cada vez se hace más difícil trabajar en unas Bolsas extremadamente volátiles. La primera jornada de la semana resultó negativa para la mayoría de los índices europeos y positiva para Wall Street. El buen comportamiento que siguieron los principales índices de Estados Unidos en la apertura sirvió de alivio para los inversores europeos, que se encontraban atrapados en las pérdidas. El Nikkei y el Hang Seng habían cerrado con pérdidas del 3,97% y 4,25% y se temía un efecto contagio en otros mercados. Así fue al principio; el Ibex y el Euro Stoxx 50 perdían el 2,50% y 2,14% a las dos horas de negociación, pero concluyeron con descensos del 0,87% y 0,31%. El Dow, el S&P, y el Nasdaq cerraron con alzas del 1,45%, 1,76% y 1,02%.

La situación mejoró tras la publicación del dato de ventas de vivienda de nueva construcción en EE UU: cayeron el 4,7% en diciembre, más de lo que se esperaba, y en el año, el 26,4%, el mayor descenso en la historia. Mientras, los precios sufrieron un recorte del 10% en el último mes.

Para los inversores las pésimas cifras sólo dan lugar a una interpretación: bajada de tipos en Estados Unidos para estimular la economía. 'Esperamos un rally de las Bolsas basado en parte en las actuaciones de la Reserva Federal', comentó ayer un gestor a Bloomberg. La institución se reúne hoy y mañana para analizar la situación de la economía y decidir sobre qué política monetaria sería la mejor en la situación actual. Más de un 70% del mercado apuesta por una bajada de tipos de interés de 75 puntos básicos, hasta el 3%.

El Euro Stoxx cae el 14% en enero. El Dow Jones, menos de a mitad

Con esta esperanza, las Bolsas obviaron algunas señales de alarma arrojadas por los resultados empresariales. McDonald's ganó un 32% menos en 2007 y las ventas se estancaron en Estados Unidos en el mes de diciembre. Black & Decker, por su parte, advirtió de unas ganancias inferiores a lo previsto para los próximos meses por la debilidad del consumo.

En Europa el sector más castigado por los inversores fue el de materias primas, con una bajada del 2,56%. Otros como el minorista y el de construcción se dejaron el 1,17% y 1,71%.

El mayor recorte dentro del Ibex 35 lo recogió Banco Popular (-3,04%). Por encima del 1% también perdieron Abengoa, Sacyr, Iberdrola, Gamesa, Cintra, Abertis, Acciona, Telecinco e Iberia. Colonial cerró como la mejor (14%), entre especulaciones que apuntan a una posible oferta de compra.

Para dar idea de la oscilación que registran las cotizaciones día tras día se puede coger como ejemplo a Iberdrola. Perdió en la sesión el 2,25%, pero llegó a bajar un 4,06%.

Con el miedo a la recesión económica presente, los coletazos de las subprime, y la repercusión de la operativa millonaria de Societé en el mercado de derivados, las Bolsas afrontan un final de mes pésimo. El Ibex pierde el 15% y el Euro Stoxx el 14,42%. Estados Unidos, pese a todo, cae menos; un 6,64% el Dow Jones, y el 7,79% el S&P.

¿Cuál es la mejor decisión para los mercados?

La semana está repleta de referencias económicas y resultados, pero la reunión que mantendrá la Reserva Federal de Estados Unidos entre hoy y mañana es el eje de atención para los inversores. El mercado apuesta por un recorte en los tipos de interés de 50 puntos básicos. De ser así, se situarían en el 3% frente al 4% de la zona euro. La semana pasada la Fed resolvió un descenso de 75 puntos básicos en una reunión extraordinaria y de emergencia ante la debacle de las Bolsas.

Después de esta actuación, cabe preguntarse si es necesario darle al mercado lo que está pidiendo. Los expertos están convencidos de que es preciso una nueva bajada, y que en primera instancia sería la mejor medida para las Bolsas. 'Un recorte agresivo una semana la pasada antes de la reunión de la Fed, sólo puede llevar a un descenso adicional. Esperamos otro recorte, ahora de 50 puntos básicos', indica José Luis Martínez, de Citi.

Hay otras firmas como Renta 4, que opinan los tipos en EE UU deberían pasar del 3,50% al 3,25%. 'Sería lo más razonable, aunque Bernanke debería dejar la puerta abierta a más caídas', señala Natalia Aguirre, directora de análisis de Renta 4.

âscar Germade, de Cortal Consors, cree que si la Fed opta por situar los tipos en el 3%, también podría interpretarse que la economía está realmente mal. 'La inflación es uno de los principales problemas. La Fed debería recortar los tipos 25 puntos, y no volver a tocarlos en dos o tres meses'.

De cualquier forma, predecir la reacción de las Bolsas resulta realmente difícil en este momento. 'El mercado está errático, volátil y puede interpretar cualquier cosa', dice Natalia Aguirre.

La situación en otros activos

Los bonos se han convertido en el activo refugio por excelencia para los inversores desde que comenzara el año. La rentabilidad de los tipos a largo plazo en España, que evolucionan a la inversa que los precios, bajó ayer al 4,145%, y en Alemania, al 3,948%. En 2007 las tires cerraron al 4,430% y 4,307%. Los analistas consideran que la renta fija a largo está cara, y recomiendan bonos a corto plazo.

El euro ha vuelto a cotizar en los 1,47 dólares, después de que la semana anterior bajara al mínimo anual de 1,4450. La cotización de la divisa europea se vio favorecida por el dato económico del día: la caída de ventas de viviendas de nueva construcción en diciembre. El mercado, además, espera que la Fed baje los tipos de interés mañana en EE UU, a pesar del recorte de 75 puntos de la semana anterior.

El petróleo cotiza a 91 dólares el barril, pero desde el inicio de 2007 la trayectoria ha sido descendente desde los 93,85 a los que partía. La materia prima está actuando de barómetro en la crisis, ya que los expertos consideran que el retroceso de los precios obedece a una previsible caída de la demanda por la crisis económica. En Estados Unidos, el West Texas está por encima de 90 dólares.

La cifra

17% es lo que pierde el Ibex Small Cap, el índice de pequeñas compañías, en lo que va de año. Astroc cae el 49%, el que más.