Elecciones

Zapatero dice que la deducción de 400 euros tiene "vocación de permanencia"

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, aseguró hoy que el compromiso del partido socialista de reducir los impuestos en 400 euros a quienes pagan IRPF es una medida con vocación de permanencia que aportará crecimiento económico y permitirá crear 100.000 empleos en España.

¢Es un compromiso, no una promesa. Una medida programática con convocación de permanencia hasta que, en su caso, exista una reforma del IRPF¢, indicó el presidente en declaraciones a TVE. Además, insistió en que se trata de un compromiso más del programa electoral del partido socialista, junto a otros como elevar las pensiones mínimas para las personas con cónyuge a cargo hasta los 850 euros, hasta los 700 euros para las personas que viven solas y subir el Salario Mínimo Interprofesional (SMI) hasta los 800 euros mensuales.

En este sentido, aseguró que el partido socialista, si gana las elecciones, seguirá incrementando las prestaciones sociales y reduciendo los impuestos porque la Seguridad Social tiene un fondo de ahorro de 53.000 millones de euros que permite seguir elevando las pensiones mínimas. ¢Subir las pensiones hasta los 850 y 700 euros representará duplicar las pensiones mínimas en toda la legislatura¢, indicó.

Así, aseguró que su partido mantendrá e incrementará las políticas públicas por la holgura económica de las cuentas públicas y se centrará en incrementar la productividad española, una de las ¢grandes asignaturas¢ de la economía que, según Zapatero, permitirá mejorar el modelo de crecimiento económico, incrementar los salarios y potenciar la renta per cápita española para seguir ganando posiciones es Europa.

En cuanto a los ciudadanos que se quedan fuera de la reforma, como los trabajadores por cuenta propia, Zapatero aseguró que habrá que evaluar el impacto de la medida y la reforma que se está produciendo entre los trabajadores autónomos para sacar conclusiones y estudiar la posible extensión de la deducción del IRPF.

Insistió en que se trata de una medida ¢prudente y progresista¢, muy positiva para la economía y las familias españolas, que responde a la lógica económica y a una situación de superávit en las cuentas públicas, que permite al Gobierno estimular la economía y mantener los compromisos sociales adquiridos a lo largo de la última legislatura.

En este sentido, señaló que si España va a registrar un superávit por encima del 2%, muy por encima de países como Francia, Alemania, Italia, EE.UU o Japón, entre otros, ¢lo lógico¢ es hacer políticas que ayuden a la economía, sobre todo, en un momento en el que hay tendencia a la desaceleración económica.

Desaceleración económica

En cuanto a la desaceleración de la economía española, Zapatero insistió en que el PIB cerrará el año con un crecimiento medio del 3,8% e hizo un repaso a los datos de la legislatura antes de concluir que España está ahora en una mejor situación y goza de mayor capacidad para afrontar con ¢fortaleza y tranquilidad¢ cualquier cambio en la evolución económica. ¢Tenemos una capacidad de financiación de políticas públicas como nunca hemos tenido para reactivar la economía¢, indicó.

Solbes confirma que la rebaja se aplicará en retenciones

El vicepresidente segundo y ministro de Economía y Hacienda, Pedro Solbes, confirmó esta mañana en el Congreso que la rebaja fiscal de 400 euros prometida por José Luis Rodríguez Zapatero en caso de la victoria del PSOE se aplicará a través de una reducción de las retenciones del IRPF en las nóminas y agregó, en cuanto a la progresividad de esta medida, que se notará más o menos en función de los ingresos del trabajador.

Según explicó, la medida ¢lógicamente se pondrá en marcha cuando se apruebe¢ y, en un primer momento, como ¢habrá un remanente del año 2008¢, la cuantía se adelantará ¢tan pronto como sea posible¢, y ¢luego se aplicará la deducción en cuota normal con la reducción de retenciones en las nóminas mensuales¢. ¢No es nada más complicado que eso¢, comentó. ¢Es una medida que, por ejemplo, a quien tiene unos ingresos de 12.000 euros le supone el 60% de sus impuestos y a quien tiene 120.000 euros le supone el 1%", argumentó.