Tormenta en los mercados

Los gestores desconfían de la renta variable

Mantienen en cuarentena la exposición de sus carteras a las acciones, aunque reconocen que han quedado gangas en el mercado

Los gestores de fondos españoles no dan crédito a lo acontecido en los últimos días en los mercados. El derrumbe de las Bolsas del lunes ha obligado a revisar a toda prisa sus estrategias de inversión para este año y a reducir, en muchos casos, la exposición de sus carteras a la renta variable. 'Es una situación temporal complicada. Ya veremos su longitud', señalaba ayer Fernando Hernández, responsable de gestión de Inversis Banco. Añade que una de las viejas premisas en este tipo de situaciones, en las que el mercado ha dejado de lado las valoraciones por fundamentales, es que 'nunca puedes ponerte en contra, pero el problema es saber cuál es el punto de entrada'.

La consigna de los gestores ahora es actuar con la máxima prudencia y aprovechar para entrar en las gangas que hayan quedado en el mercado, tras el desplome del lunes.

'Ayer compramos algunas cosas; con mucha precaución porque no podemos ir en contra del mercado. Hay valores que están muy baratos, como algunas compañías de telecomunicaciones o Santander, BBVA y Popular', comenta José Manuel García de Sola, director general de inversiones de Banif.

Creen que 2008 será un ejercicio de mucho 'trading' y de ventas en los rebotes

García de Sola afirma que si el nerviosismo de los mercados se prolonga recomendarán a sus clientes que reduzcan su exposición a la renta variable durante un tiempo y coloquen su dinero a buen recaudo, en productos como renta fija o depósitos a plazo de tres meses, hasta que la situación se tranquilice.

Una postura de cautela que es compartida por otros muchos gestores, a los que les ha tomado por sorpresa la brusca corrección sufrida por las Bolsas. 'Nos ha pillado cortos en renta variable, por lo que en nuestro caso la presión es a entrar en el mercado si hay un rebote. Hay que analizar valor por valor y comprobar, después de las caídas del lunes, cuáles tienen múltiplos atractivos para comprar', explica Ramón Carrasco, de Fortis Banca Privada.

Los gestores de fondos de inversión señalan que nadie se esperaba una desbandada de este calibre de los inversores. 'Se preveía un mal primer trimestre, pero no caídas de esta magnitud', aseguran.

Además, destacan que, a diferencia de 2000, la Bolsa cotiza todavía a un PER (número de veces que el beneficio está contenido en la cotización) muy atractivo. En la anterior crisis, recuerdan, lo que se produjo fue un ajuste de las elevadas valoraciones a las que cotizaban muchas de las empresas.

La incógnita ahora es saber si la decisión de la Reserva Federal estadounidense de recortar de golpe ayer los tipos de interés en 0,75 puntos, hasta el 3,25%, va a ser suficiente para calmar los ánimos. 'Va a ser necesario algo más', recalca Fernando Hernández, que considera que la tendencia a corto plazo de las Bolsas es claramente bajista. Explica que, una vez rotos todos los soportes, la duda es hasta qué nivel pueden llegar los índices. En este sentido, considera que el Ibex 35 dio ayer una primera pista al detener en seco su caída en el entorno de los 11.900 puntos.

Para Raquel Blázquez, de Ibercaja Gestión, la situación es aún de mucha incertidumbre, a pesar de la rebaja de tipos. 'La volatilidad va a seguir muy presente en estos primeros meses. Será un año de mucho trading y de salidas del mercado en los rebotes', afirma. Esta experta señala que su firma es partidaria de aprovechar la reciente corrección para tomar posiciones en grandes valores, que han quedado a unas valoraciones muy atractivas. Sin embargo, los particulares siguen sacando su dinero de los fondos de inversión, una tónica que ya marcó los últimos meses de 2007. 'En Sicav, que son vehículos de inversión más estables, sí que hemos aumentado un poco el peso de la renta variable'.

Regiones

La indiscriminada salida de los inversores de las Bolsas, que ha afectado desde Asia a Europa o América Latina, hace que no se pueda infraponderar o sobreponderar uno u otro mercado.

'Ahora mismo no es una cuestión de elegir entre unos sectores o mercados en concreto; no se está hablando de una segmentación de las inversiones', explica el responsable de gestión de Inversión Banco.

Aún así, este experto considera que 'hay que estar dentro de Bolsas europeas como la francesa o la alemana y de algunos mercados emergentes de Asia o países del Este'.

'Para los 'hedge funds' va a ser un buen año'

'Un velero navega bien cuando hay viento, pero no cuando hay tormenta'. Así describe Patrick Fauchier, consejero delegado de Fauchier Partners, el comportamiento de los hedge funds. 'Pero si no hay viento, el velero no navega', añade el directivo de esta gestora de fondos de fondos hedge, en la que participa BNP Paribas.

El viento, en esta metáfora de Fauchier, sería la volatilidad, un aliado clave para el buen comportamiento de los hedge funds. Lo que no significa que estos fondos se vean favorecidos por sesiones tormentosas como las de los últimos días.

'Este año va a ser muy bueno para los hedge funds porque la volatilidad ha vuelto a los mercados', comenta Fauchier, para quien se van a crear oportunidades en las estrategias de crédito, en las de acontecimientos extraordinarios, como fusiones o reestructuraciones empresariales, y en las de renta variable.

'Los hedge funds probablemente han jugado un papel en la caída, pero también ha pesado mucho el componente psicológico del mercado', explica este experto. A su juicio, los hedge funds son agentes estabilizadores de los precios de la Bolsa, porque compran cuando todo cae y venden cuando todo sube.