Percepción

La banca de inversión no ve aún el suelo de las Bolsas

La banca de inversión no ve aún el suelo de las Bolsas
La banca de inversión no ve aún el suelo de las Bolsas

El sentimiento del mercado es extremadamente negativo, pero aún no ha tocado suelo. Este es el sentir actual de los bancos de inversión después del desplome que sufrieron las Bolsas el lunes. 'Nuestra apuesta es que los niveles mínimos en el apetito de riesgo de los inversores no se alcanzarán hasta pasadas unas semanas, y que entretanto podría haber un breve rebote que sacara los mercados de la zona de pánico', comentan los analistas Credit Suisse en un informe.

A pesar de las caídas de la Bolsa la recomendación generalizada es esperar para entrar de nuevo al mercado. 'Las acciones se muestran sobrevendidas, pero podrían mantenerse así por algún tiempo', señala Citigroup en un informe. No obstante, el banco estadounidense considera que la agresiva reacción de la Reserva Federal puede provocar un rebote bursátil a corto plazo.

Los analistas consideran que la rebaja de tipos de la Fed, por sí sola, no es suficiente para reactivar el apetito de riesgo de los inversores. Credit Suisse añade otros: señales tempranas del cambio de tendencia del crecimiento, un acusado descenso del precio de la energía y un paquete de medidas políticas más que confiar exclusivamente en la Reserva Federal. 'Creemos que algunas de estas cosas se producirán en los próximos meses, pero no en los próximos días. O para decirlo de otra manera, o bien el sentimiento del mercado tiene que ser todavía más negativo o necesitamos ver que las expectativas económicas empiezan a dar señales en la misma dirección que el valor que se ha creado en el mercado'.

Los bancos de inversión subrayan las atractivas valoraciones que han alcanzado muchas empresas cotizadas. Pero con matices. 'Las compañías británicas y europeas cotizan al PER relación entre precio y beneficios más bajo de los últimos 20 años. Pero nadie, incluidos nosotros, confiamos mucho en los beneficios en los que se apoyan estas valoraciones', apuntan los analistas de Citigroup. Morgan Stanley enumera las condiciones que deberían darse para que le interesara de nuevo la compra de acciones europeas. En primer lugar, nuevas rebajas de valoraciones, lo que implicaría un descenso del 4% adicional para alcanzar la primera señal de compra y un 11% hasta que los mercados alcancen un nivel más común para recesiones y crisis.

En segundo lugar, más rebajas de tipos por parte de la Fed, pero también del Banco Central Europeo y del Banco de Inglaterra. Peores noticias sobre el crecimiento global, hasta que el sentimiento de mercado perciba que la recesión no es sólo estadounidense; y expectativas de beneficio más realistas a las que se manejan en la actualidad.